Recién te inicias en el mundo del bonsái y quizás muchos términos o cosas te van a sonar un poco extraños, sobre todo cuando de sustratos se habla. La kiryuzuna y el akadama son eso y cada vez van tomando más adeptos, ya que su popularidad ha ido en aumento, gracias a sus características. Pero ¿qué son exactamente y para qué sirven?

Bonsái kiryuzuna

No dejes de leer: Usos de la harina de sangre

Todo sobre la kiryuzuna

Qué es la kiryuzuna

Se trata de una zeolita de origen japonés, la cual se obtiene de arena de montaña y procede de la descomposición de grava volcánica con un pH de entre 6.5 y 6.8, haciéndolo benéfico para plantas acidíficas. Facilita el drenaje, lo que va a permitir que las raíces estén siempre aireadas. Incluso cuenta con hierro, por lo que resulta ideal en coníferas.

Cómo se usa

La kiryuzuna se emplea como sustrato para bonsái. Al ser dura no se descompone, pero no se puede sustituir. Por eso es que se usa mezclada (70% arena con 30% de kiryuzuna). La forma más fácil de encontrarla es en tiendas especializadas de bonsáis, o bien, en línea.

Composición química de los granos.

Grano de color oscuro

  • Silicio: 24,70 %
  • Aluminio: 7,18 %
  • Magnesio:0,38 %
  • Hierro: 2,25 %
  • Calcio: 0,86 %
  • Oxígeno: 58,83 %
  • Titanio: 0,21 %
  • Carbono: 4,50 %
  • Manganeso: 0,01 %
  • Sodio: 0 57 %
  • Potasio: 0,32 %
  • Fósforo:0,12 %

Grano de color claro

  • Silicio: 16,84 %
  • Aluminio: 14,52 %
  • Magnesio: 0,10 %
  • Hierro: 0,83 %
  • Calcio: 8,47 %
  • Oxígeno: 53,84 %
  • Titanio: 0,10 %
  • Carbono: 3,58 %
  • Manganeso: 0,01 %
  • Sodio: 1,52 %
  • Potasio: 0,11 %
  • Fósforo:0,09 %

Sustratos

Todo sobre la akadama

Qué es la akadama

Es tierra natural de origen volcánico, el cual procede del Japón. La akadama es una arcilla granulosa que conserva por más tiempo la humedad, siendo ideal para plantas que requieren de mucha agua, pero sin que se llegue a encharcar.

Para qué sirve

Este sustrato se usa normalmente para los bonsáis, aunque también se aconseja para plantas acidófilas viviendo en un clima que no termina por ser el ideal. Su principal cualidad es el drenaje y la aireación de las raíces, lo que resulta esencial para el óptimo crecimiento y salud de los bonsáis.

Existe en tres tipos de akadama

  • Shohin: grano de entre 1 a 4mm de grosor. Es ideal como tierra para acuario, o bien, para plantas acuáticas.
  • Grano grueso: grano de entre 4 a 11 mm de grosor. Es recomendable para plantas autóctonas.
  • Standard extra quality: grano de entre 1 a 6 mm de grosor. Sirve para todo tipo de plantas.

¿Conoces estos sustratos?¿Los has utilizado alguna vez? Si es así, cuéntanos tu experiencia para que más personas se animen a probarlos en sus bonsáis.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta