Desde tiempos remotos el hombre ha creído en la magia y en lo sobrenatural y muchas veces ha empleado las fuerzas inherentes a la vida de las plantas para que lo ayudaran a invocar poderes, tanto sean de bien como del mal. La brujería y la magia siempre fueron de la mano y han sido extensamente practicadas en la Gran Bretaña medieval, y muchos de sus rituales han llegado hasta nosotros mediante los antiguos libros de las ceremonias mágicas. Sigue leyendo para descubrir la magia de las plantas.

la magia de las plantas

Te recomendamos leer: La temporada de Otoño es pura Química

La magia de las plantas

La alta magia ha sido empleada para invocar a los demonios y a los espíritus para que cumplieran instrucciones mágicas. Las pócimas eran bebidas por el mago para atraer a los espíritus. Las plantas usadas contenían drogas alucinógenas que estimulaban la ilusión de una visita proveniente del mundo sobrenatural. En otros rituales se quemaba una mezcla de hierbas, generando un incienso de olor fuerte e intenso que se creía que era esencial para invocar a los espíritus.

Mientras se hacían invocaciones a los demonios, el mago solía dibujar signos ocultos para su conjuro, y para ello se ayudaba con una varita mágica fabricada con madera de Avellano. No cabe duda que las drogas alucinógenas de algunas plantas eran esenciales para practicar la brujería. Algunas brujas solían masticar hojas de una planta venenosa conocida como Acónito y cuando lo hacían, experimentaban convulsiones y delirios, haciéndoles creer a los observadores que estaban poseídas por el demonio.

En la edad media, se empleaba la magia baja, la cual consistía en el uso de amuletos para protegerse contra la envidia y los malos espíritus. Para protegerse de maleficios, se utilizaba un amuleto pequeño elaborado con un trozo de paño rojo, el cual se llenaba con hojas secas de Peonía, Betónica y Artemisa a una cinta en torno al cuello. También se creía que la Violeta del Hechicero era potente para exorcizar los malos espíritus, y solía utilizarse en la preparación de filtros de amor para asegurarse el cariño de un amante reacio.

En cuanto a la magia de las plantas podemos también hablar de una de las plantas más famosas conocidas como Manzana de Satán. Esta planta cuenta con una droga que puede llegar a producir la sensación de que uno está volando, dándole origen a la creencia de que las brujas volaban en escobas por las noches. Por otra parte, los antiguos griegos, creían que si una persona descendía por el agujero dejado luego de la extracción de esta planta, aparecería en el infierno.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta