La Lapageria rosea cuenta con flores espectaculares con forma de campanilla y color rosa. Se trata de una planta trepadora que cuenta con un follaje siempre verde. Es la flor nacional de Chile y desarrolla hojas verdes brillantes y tiernos tallos retorcidos. Si se tiene espacio, pueden atarse los tallos a un enrejado, donde podrá crecer hasta una altura de 3 m o más.

Lapegeria rosea

Quizás también te pueda interesar: Campanula, una planta de interior con flores en forma de estrella

Cuidados en primavera y verano

No tolera el suelo calizo, así que asegúrate de que el compost sea con base de turba y sin cal. Trasplanta la primavera, haciendo uso de macetas más grandes hasta llegar a una de 25 cm de diámetro. Cubre la base de la maceta con piedrecillas o trozos de maceta rota para lograr un buen drenaje. Poda la planta para mantenerle la forma, retirándole todas las ramitas secas.

La temperatura estival tendrá que ser de entre 15 y 18 °C. Mantén la planta en la semisombra y no la expongas a la luz fuerte. Si su tamaño permite transportarla, se aconseja meterla fuera durante el verano. Riégala abundantemente durante el verano y mantén el compost siempre húmedo, pero sin que la maceta permanezca en el agua. Al igual que el compost, el agua no tiene que ser caliza, así que usa agua hervida con unas gotas de vinagre.

Agrega un fertilizante líquido al agua cada tres semanas durante el verano y pulveriza con agua regularmente en esta época para que la floración se prolongue; deja de serlo cuando las flores aparezcan.

Cuidados de la Lapageria rosea en otoño e invierno

Lapageria

Las temperaturas invernales tienen que mantenerse alrededor de los 10 °C. Mantén la planta en un lugar protegido, con buena ventilación pero no expuesta a las corrientes de aire frío. Riégala moderadamente para mantener el suelo ligeramente húmedo.

Te recomendamos leer: La Grevillea es una planta de interior muy fácil de cultivar

Propagación de la Lapageria rosea

Es un proceso lento y llevará unos 3 años conseguir un ejemplar que de flores. Siembra las semillas en primavera, en una mezcla de tres partes de compost no calizo y una parte de arena gruesa. Mantén la humedad, pero no mucho, en un lugar umbrío y a una temperatura de 18 °C. Las semillas logran germinar en 46 semanas. Cuando las plantas miden 5 cm de alto, planta individualmente en compost no calizo.

¿Qué te ha parecido este post sobre la Lapageria rosea?

Imagen cortesía de Ashley Basil

No hay comentarios

Dejar una respuesta