A pesar de que el laurel suele elegirse para adornar jardines y terrazas, no suele ser una elección muy habitual para el interior de la casa; pero con algunos cuidados, podría crecer perfectamente en el interior.

laurel

Quizás también te pueda interesar: ¡A entretenerse con las plantas aromáticas!

Se trata de una planta siempre verde de follaje verde oscuro con hojas aromáticas que se usan en la cocina para darle sabor a pescados, guisos, sopas, salsas, conservas en escabeche, etcétera. En su hábitat natural puede llegar a alcanzar unos 5 m de altura o más; pero si se cultiva en maceta puede podarse regularmente para que se mantenga a 1,2 m de altura.

A la hora de podar el laurel, puedes darle la forma que desees: ya sea un arbusto piramidal u ovalado, o bien, un árbol en miniatura. Es una planta muy fácil de cultivar, aunque debes proporcionarle un sitio soleado y bien ventilado, así como también protegerlo de las heladas.

Cuidados del laurel en primavera y verano

Aunque el laurel crece lentamente, esta planta precisa mucho lugar para desarrollar sus raíces, así que deberás trasplantarla en primavera cada dos años usando un buen compost y cambiarla a una maceta un poco más grande hasta llegar a la medida final de 30 cm de diámetro.

La temperatura ambiente es suficiente, aunque lo más importante es encontrar un sitio iluminado que no esté expuesto al sol directamente. Esta planta precisa una buena ventilación, y las corrientes de aire no le afectarán, así que en verano puedes dejarla fuera. Riégala de manera moderada en primavera y verano y agrega un fertilizante al agua cada dos o tres semanas. Pulveriza agua sobre las hojas de manera regular, en especial cuando haga demasiado calor.

Cuidados del laurel en otoño e invierno

Las bajas temperaturas del invierno son perfectas para el laurel, siempre y cuando, lo protejas de las heladas. Procura proporcionarle el máximo de luz posible, concretamente sol directo. Ten mucho cuidado de no regar el laurel en exceso en invierno, hazlo muy poco durante los meses fríos y, si la temperatura descendiera los 7 °C, no lo riegues.

Propagación del laurel

Toma esquejes de laurel de entre 10 y 13 centímetros de largo entre los meses de julio y septiembre y trata las puntas cortadas con hormona de enraizamiento. Insértalas en arena y turba a partes iguales y colócalas en un sitio sombrío a una temperatura de 13 °C. No toques los esquejes hasta que se hayan establecido. Esto podría demorar un año o más. Es mejor realizar el trasplante en primavera, usando un buen compost y, posteriormente, tratarlos igual que a las plantas maduras.

Problemas del laurel

laurel1

La causa más común para que esta planta no prospere es el exceso de agua durante el invierno y las heladas, que podrían dejar las hojas de un color marrón o incluso secar las de la parte superior de la planta. Las hojas marchitas y amarillentas durante el verano indican escasez de agua y las cochinillas suelen atacarla, por lo que deberás quitarlas con alcohol metílico.

Te recomendamos leer: Plantas que van a ahuyentar los mosquitos de casa

¿Tienes laurel en tu casa? De no ser así, en Garden Center Ejea tenemos semillas y laurel ramificado de 60cm de altura a tu disposición a un precio económico. :)

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta