Leontopodium alpinum, flor nacional de Austria y algo más.

Las especies vegetales tienen tal importancia en la vida humana, que incluso los países suelen propiciarse de su belleza y características propias convirtiendo determinadas especies en lo que denominamos flores o especie oficial.
Este es el caso de Austria la cual nos plantea una especie perteneciente a las familia de las Asteráceas, y es conocida cómo la flor de las nieves, o flor de nieve aunque su etimologia la describa cómo pie de león, su nombre científico es Leontopodium alpinum.

Se caracteriza por ser procedente de las zonas y valles alpinos por lo que las bajas temperaturas no la afectan en absoluto y los fuertes vientos que se desarrollan en algunas épocas del año no generan variaciones mayores en su conformación.

Es un planta muy fácil de encontrar en el Pirineo, el Valle de Ordesa en concreto esta lleno de esta especie.

Es por esta ultima característica, los vientos, que la especie no se desarrollo de manera perpendicular en gran medida, llegando a alturas que rondan los 15 cm.

Es muy frecuente observarla creciendo en terrenos rocosos, utilizando muchas de estas características morfológicas del terreno para protegerse de las inclemencias temáticas, esta asombrosa capacidad la convierte en una alternativa ideal para jardines rocosos o bien implementados de manera decorativa cómo es el caso de los espacios Zen.

Posee bràcteas gruesas sumamente carnosas y recubiertas de una pelusa de tonalidades blancuzcas y verdosas, su particular belleza y utilidades medicinales la han colocado cómo especie protegida además de flora nacional de Austria.

En la industria cosmética es utilizada para desarrollar cremas hidratantes y en muchas sociedades Nórdicas se cataloga a la especie cómo símbolo de coraje al lograr desarrollarse en uno de los climas más extremos del planeta.

Si bien se encuentra protegida aun puede encontrarla en tiendas especializadas y es una alternativa viable para decorar muros y terrenos particularmente rocosos.

leontopodium

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta