La Libertia forma parte de un género atractivo, originario de Sudamérica, Australia y Asia. Suele ser cultivado por sus delgadas hojas puntiagudas y siempre verdes, y sus ramilletes de flores crecen en el extremo de sus tallos erectos y largos. Luego de la floración, surgen cápsulas de semillas amarillas o naranjas. Si le proporcionas un sitio soleado, la Libertia se convertirá en una planta de maceta atractiva, ideal para terrazas y jardines.

Libertia

Quizás también te pueda interesar: La floración de la Lobelia es abundante ¡Conócela!

Cuidado de la Libertia en primavera y verano

Trasplanta a tu Libertia a finales del invierno o principios de la primavera, haciendo uso de un compost con base de turba e incorpora un puñado de arena en cada maceta. Alternativamente, haz uso de una mezcla de tierra negra, turba y mantillo de hojas a partes iguales, con dos medidas de arena gruesa.

Si deseas conseguir un buen drenaje, tendrás que colocar una capa de piedrecillas en la base del recipiente. Comienza con una maceta de 25 cm de diámetro, trasplantando cada año a una maceta un poco más grande hasta llegar a una de 38 cm de diámetro. Cuando la misma se llene, tendrás que dividir la planta.

Luego de plantarla, moja el compost y mantenlo húmedo durante toda la temporada de crecimiento. Pon el recipiente en un sitio soleado y desde principios de verano hasta la época en que se sequen las flores, tendrás que abonar la planta con intervalos de tres o cuatro semanas, añadiendo un fertilizante líquido.

Cuidados de la Libertia en otoño e invierno

El follaje de tu Libertia será siempre verde, pero durante las temporadas más frías del año puede resultar perjudicado a menos que se lo proteja. Por tal motivo, cubre el compost y el follaje con paja y colócalo en un sitio cálido. Cubre la paja con tela de arpillera y trata de que el compost se mantenga apenas húmedo.

Te recomendamos leer: La Hosta es interesante tanto por su follaje como por su floración

Propagación de la Libertia

Divide las plantas grandes durante la primavera, separando muy bien las raíces. Si estas se dañaran, espolvorea las superficies con azufre en polvo para evitar que la planta se infecte. Después, tendrás que plantar las partes separadas y, luego del trasplante, mantenlas algunas semanas en un lugar cálido y protegidas del sol fuerte y al viento. Si tienes un jardín de invierno, lo mejor será que las coloques allí durante algunas semanas antes de llevarlas al exterior.

Recuerda que la araña roja puede atacar la Libertia. Si la encontraras, rocíala con un insecticida con base de malatión.

No hay comentarios

Dejar una respuesta