El Limonium es un género atractivo de más de 150 especies de arbustos perennes, aunque también incluye algunos caducos y anuales. Se trata de plantas coloridas, muchas veces bajas, que forman macizos productivos y que poseen tallos muy delgados, de los que surgen ramilletes de flores pequeñas en una amplia variedad de colores. Son ideales para terrazas y balcones, ya sea en grandes macetones o en macetas individuales.

statice1

Quizás también te pueda interesar: Jacaranda, un arbusto elegante con flores azul lavanda

Las flores de muchas de estas plantas son perfectas para decorar la casa e incluso pueden utilizarse para hacer ramos o arreglos de flores secas. La especie más popular es la Limonio latifolium, originario de Bulgaria. Es una planta perenne que alcanza unos 45 cm de altura y que durante el verano desarrolla ramilletes de flores de color lavanda.

Cuidados del Limonium en primavera y verano

El Limonium perenne se planta en primavera, en macetas de 20 cm de diámetro, rellenas de un compost arenoso, elaborado con una medida de turba, dos de tierra negra, dos de arena gruesa y media de mantillo. Es fundamental que el drenaje sea bueno, así que deberás colocar una capa de piedrecillas en la base de la maceta. Riega el compost abundantemente y pon la maceta en un sitio soleado.

Durante el resto del verano, mantén el compost húmedo, pero no saturado y abona la planta con un fertilizante líquido débil entre abril y septiembre. Cada año, cambia la planta una maceta más grande hasta llegar un máximo de 38 cm de diámetro. Una vez que haya llenado esta maceta, extrae la planta del recipiente y divide en primavera.

Cuidados del Statice en otoño e invierno

statice

El Limonium, también conocido como Limonio y Statice, es una planta resistente, pero es mejor mantenerla en un sitio protegido durante el invierno. Mantén el compost relativamente seco y resguardado la de los vientos y las lluvias frías. Poda de Limonio perenne en otoño. En cuanto a las especies anuales, estas se descartan luego de haberles cortado las flores para secarlas posteriormente y usarlas formando ramilletes como decoración en los meses invernales.

Propagación de Limonio

En invierno-primavera siembra semillas de manera uniforme en compost especial, cubriéndolas con una capa delgada de compost y colocándolas en un propagador con una bolsa plástica 13 °C. Luego de la germinación, que podrá llevar entre dos y tres semanas, disminuye la temperatura. Cuando las plántulas estén lo suficientemente grandes como para manipularlas, plántalas individualmente en un buen compost, situándolas en un sitio protegido del jardín. Durante la primavera siguiente, trasplántalas a una maceta más grande.

Te recomendamos leer: Azucena de Rabo de Zorro, una planta con espigas de flores amarillas que alegrará tu jardín

Ten en cuenta que un mal drenaje y una mala ubicación son las principales causas de problemas, generando la descomposición de las raíces y tornando las hojas amarillentas.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta