Un día con amigos es una gran dicha y más aún cuando la reunión se torna alrededor de una barbacoa.Sin embargo, cuando de limpieza y mantenimiento se trata ya no es lo mismo, porque no siempre se sabe como llevarla a cabo. Así que convendría saberlo para ir a la segura y, con ello, dure más nuestro producto.

Limpieza barbacoa

No dejes de leer: Cómo ocultar y/o delimitar el jardín

Limpieza de barbacoa eléctrica

Para el cuidado de las barbacoas eléctricas requiere de una limpieza en caliente de la tapa, ya que el interior tiende a acumular mucha grasa. Así que una esponja previamente sumergida en agua tibia con jabón será suficiente para eliminar cualquier residuo de la misma. Se puede aprovechar para limpiar el interior de la barbacoa. Tan solo presta atención de no mojar la resistencia ya que podría descomponerse. El resto se limita a quitar la parilla para deshacerse de la grasa. Una espátula flexible puede ayudar en la labor.

Limpieza de barbacoa de carbón

Limpieza

Para limpiar el interior de la tapa de la barbacoa de carbón, es conveniente frotar con una esponja y un poco de jabón. Lo idóneo es que la tapa este tibia. Solo se necesita un mínimo de calor para que la grasa se desprenda fácilmente. Al enfriase completamente, retira las cenizas y limpia el fondo de la cuba, ya que la humedad de las cenizas puede dañarla severamente. Si cuenta con un cajón, también es necesario vaciar las cenizas.

Limpieza de barbacoa de gas

La barbacoa de gas puede costar un poco de trabajo en cuanto a la limpieza y el mantenimiento. La tapa deberá limpiarse con agua y jabón. Es preciso eliminar los restos de grasa depositados en el fondo de la cuba. Habría que tallar bien los protectores de los quemadores con un cepillo de parilla después de cada uso. Los quemadores tienen que cepillarse, pero en este caso que sea con uno de metal. El cepillado debe ser suave sin hacer mucha presión para no dañar los agujeros. Mientras que el interior debe lavarse con esponja bañada en una solución jabonosa, evitando que le caiga líquido en el sistema de tuberías y quemadores.

Ahora solo resta darle el mantenimiento adecuado a tu barbacoa, según el tipo que tengas para funcione muy bien y por mucho tiempo. Pero si tienes algunos consejo extras, no dudes en hacérnoslo saber para considerarlos en todo momento.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta