Liriodendron tulipifera también conocido como Tulipero de Virginia, Árbol de las tulipas, Tulípero, Árbol de los tulipanes o Tulipanero. Pertenece a la familia magnoliaceae y es nativo de Norteamérica. Distinguiéndose por su rápido crecimiento y longevidad increíble.

Liriodendron tulipifera árbol

Quizás también te pueda interesar: Fagus sylvatica, árbol de gran fortaleza

Características del Liriodendron tulipifera

Árbol caducifolio de majestuosa belleza y larga vida. Crece de manera rápida hasta los 30 m de altura y 10 m de ancho. En la etapa joven presenta una copa angosta y piramidal, que se ensancha en la base. Mientras que en la etapa adulta se vuelve oval. Las flores son de 5 cm de diámetro, similares a los tulipanes por su forma y disposición de los pétalos, de color amarillo verdoso con el centro anaranjado. Crecen en los términos de las ramas que florean a principios de la primavera. El fruto seco es aqueniforme, samaroideo y biseminado.

Cuidados del Liriodendron tulipifera

Liriodendron tulipifera

Se utiliza como árbol de paseos y formando grupos, ya sea en avenidas o parques.

Es una especie que no tolera la sombra, por lo que debe cultivarse a pleno sol o semisombra.

En cuanto al suelo debe ser profundo, húmedo, ligeramente ácido (aunque es capaz de tolerar los alcalinos) y bien drenado.

Además, soporta el frío, pero de joven es mejor mantenerlo protegido de los fríos intensos.

Requiere de riegos frecuentes y muy abundantes, especialmente en el verano.

No acepta podas enérgicas, si acaso una poda de forma en el invierno.

Para el trasplante debe ser en épocas de frío suave, ya que las raíces carnosas se pueden dañar con facilidad.

Se propaga por medio de semillas (los ejemplares adultos producen semillas viables, la que se recolecta en el otoño), esquejes (siendo una reproducción muy difícil) o acodo aéreo en la primavera.

Dentro de las plagas que pueden acatar esta especie están los pulgones y las cochinillas.

Usos

La madera es flexible, de grano recto y poca contracción, siendo muy cotizada en algunos países para su construcción de muebles y chapas.

Mientras que la corteza de la raíz se emplea para extraer un estimulante del corazón y como tónico para el reumatismo y dispepsia.

Un árbol de gran belleza que podría formar parte de ese jardín, siempre y cuando se tengan las dimensiones adecuadas para que se desarrolle bien. Por lo que puede ser el protagonista de ese espacio verde con lindas flores ¿Lo conoces?¿Te gusta? Cuéntanos tu experiencia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta