Lithops también conocido como Piedras vivas, Cacto piedra, Pierdas vivientes, Cactus piedra y plantas piedra. Pertenece a la familia Aizoaceae y es de originario de África del Sur, Namibia y Botswana.

Lithops cactus

Quizás también te pueda interesar: Paso a paso el cuidado del Cleistocactus ritter 

Características del Lithops

Son tan parecidos a las piedras del jardín. Los Lithops adoptaron esa forma para no ser digeridos por los animales. Constan de dos hojas, tienen una altura de 5 cm, con un diámetro de 1 a 3 cm, según la variedad. Crecen como ejemplares aislados o formando grupos. La mayoría echan una flor en el otoño o a principio del invierno. Por la ranura que tienen entre las dos hojas, aparece la flor perfumada de entre 2 a 4 cm de diámetro, con numerosos pétalos estrechos. Las flores son similares a las margaritas, de color amarillo o blanco y se abren por las tardes los días de más sol.

Cuidados del Lithops

Lithops

Es un cactus de crecimiento lento. La etapa de desarrollo va de julio a noviembre.

Es una planta cuya longevidad es amplia, ya que puede permanecer durante 10 a 20 años en la misma maceta.

Son excelentes para cultivo en interior, por lo que el estar al aire libre no les favorece, ya que las lluvias pueden hacer estallar la planta al recoger demasiada agua e incluso las aves podrían picotearlas hasta el punto de dañarlas.

No les conviene el exceso de sol, por lo que deben permanecer en lugares sombreados. Aunque precisan de una gran intensidad de luz para que pueda favorecer el crecimiento y la floración.

Aunque los Lithops son de un tamaño pequeño, la maceta debe ser un poco grande, ya que la raíz que presentan es muy grande.

Es una planta capaz de tolerar temperaturas de 33-45˚C.

En lo que respecta a la humedad, requieren de aire seco y que la tierra de las macetas no estén mojadas más de una semana.

El sustrato puede ser a base de turba y sustrato vegetal a partes iguales. A esta mezcla se le incorpora el 50 % de arena gruesa, silícea.

El riego debe ser en los meses de actividad, mientras que los demás meses evitar regarlos.

El abono debe ser una vez al mes con un abono líquido para cactáceas, diluido a la mitad o a la cuarta parte de lo estipulado por el fabricante.

La reproducción se lleva a cabo por semillas en semilleros pequeños al principio del verano. Así como por esquejes de hoja, aunque es muy difícil de conseguirlo.

Imágenes cortesía de: Jann Kuusisaari, Dornenwolf,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta