Jardines de Murillo en Sevilla.

Jardines de Murillo en Sevilla, 8500 m2 de jardines

Jardines muy sevillanos en el centro de Sevilla, colindan con el famoso barrio de Santa Cruz. Es una pena que no los cuiden con más detalle, como profesional sé de las dificultades que supone en Sevilla el cuidado de las zonas verdes, me imagino lo difícil que es mantener las plantas en perfecto estado con 45º y más de temperatura, y una presión humana de miles de visitantes que pateamos todo sin piedad, pero que importa eso, Sevilla es un ciudad divina, con millones de visitantes y turistas, con recursos, el punto estético de la ciudad tendría que ser el principal interés de sus gobernantes, la belleza de los rincones, de los jardines, y de sus zonas verdes deberían ser primordiales.

Pese a esta leve crítica el jardín sigue siendo interesante, tiene historia, árboles monumentales, y piezas que vale la pena mostrar. Al final de las fotos tienes una historia muy detallada del parque del Ayuntamiento de Sevilla.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Saliendo del Barrio de Santa Cruz

murillo%202

Fuentes muy de estilo arabe jalonan los paseos del jardín,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lleno de rincones y fuentes de clara influencia árabe.

murillo%204

Setos de euvonimos, plumbagos, cestrum.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Accesos marcados, muy típico de la época en que se diseño el jardín.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay varios Ficus gigantescos de raices impresionantes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Abundante cerámica

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuentes

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Variada tipologia en fuentes, pero de claras tendencias andaluzas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mosaicos y ceramicas, suelos de ladrillo envejecido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Capiteles de viejas columnas marcando entradas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Majestuosas phoenix

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Solados de piedra y baldosa en los aledaños de los jardines, concretamente esto es el paseo de Catalina de Ribera

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tierra de albero, adefas, evonimos, phoenix, estas dos fotos pertenecen al paseo que hay fuera de los jardines de Murillo, no pertenecen a estos pero como estan cerca los incluyo,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Paseo de jardines de Catalina de Ribera, pegaditos a los jardines de Murillo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Plumbagos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Detalle de alguno de los Ficus con sus raices sobresaliendo en la superficie. Ficus macrophylla

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Agapanthus, laureles, etc

Información del Ayuntamiento de Sevilla

Los jardines del Retiro, como se les conocería inicialmente, carecerían de diseño hasta que, en 1915 Juan Talavera ejecutara el diseño que ha llegado a nuestros días. Será en 1918 cuando, a petición del director del periódico El Liberal, se les de el nombre de Jardines de Murillo debido a que el pintor fue enterrado en la iglesia que estuvo en la cercana plaza de Santa Cruz.. En 1976 fueron completamente pavimentados mediante combinación de losas y enchinado y recientemente se han cerrado con una verja adornada con trepadoras. De 1976 es también el aspecto que presenta la plaza de Refinadores y el monumento a D. Juan Tenorio obra del escultor sevillano Nicomedes, rodeado por airosas palmeras.

Situados a continuación del Paseo de Catalina de Ribera, en la antesala del Barrio de Santa Cruz, el diseño de los jardines responde al que pudiera denominarse estilo sevillano , en las que pequeñas glorietas con fuentes articulan el espacio y en el que el ladrillo y la cerámica son destacados protagonistas acompañados por una vegetación contenida en los arriates que aquéllas definen. Son precisamente las calles que llevan al famoso barrio, las que definen en sus cruces con varios paseos transversales los cuadros de vegetación que podremos ir encontrando alrededor de las glorietas.

El recorrido por los jardines comienza en los límites con los de Catalina de Ribera, junto al muro que los separa de los Alcázares. Al entrar nos encontramos (en la esquina de la calle Maternal) con dos enormes Ficus, uno de ellos, el más grande, es un árbol de las lianas (Ficus macrophylla) caracterizado por sus raíces aéreas que cuelgan desde sus ramas hacia el suelo. Bajo los dos Ficus encontramos naranjos, celestinas (Plumbago auriculata) y un magnolio (Magnolia grandiflora). Pasamos de allí a la primera glorieta en la que podemos observar sus parterres resueltos con acacias, laureolas, damas de noche (Cestrum nocturnum), budleyas amarillas, justicias (Justicia adhatoda), etc., siendo la mayor parte de los setos de bonetero (euonymus japonicus).

Si vamos hacia el limite de los jardines con el barrio de Santa Cruz, pasamos por dos glorietas en las que nos encontramos con especies como pitosporos (Pittosporum tobira), palmeras canarias (Phoenix canariensis), washingtonias, margariteros, durillos, robinias, espireas, aligustres y en el muro de separación con el Alcázar una parra virgen (Parthenocissus quinquefolia). Cerca se encuentra la Glorieta del pintor García Ramos realizada en 1923 según planos de Juan Talavera a iniciativa de sus principales discípulos, camino de la cual, y tras bajar unas escalinatas, vamos encontrándonos con celestinas, naranjos, sauzgatillos, latanias y setos de boj.

Al alcanzar la glorieta del pintor, recientemente restaurada encontramos celindas, justicias (Justicia adhatoda), tuyas, nandinas (Nandina domestica), una abelia, un viburno, una mahonia (Mahonia japonica) de flores amarillas y varias especies más que nos van conduciendo hacia la plaza de Refinadores. En el camino hacia ella iremos encontrando madreselvas y llegando a la misma, malvaviscos, almeces, palmeras, sóforas, aligustres y una robinia, acompañados en el verano por la intensa fragancia de jazmines y damas de noche que hacen de este lugar, presidido por el eterno personaje de Zorrilla uno de los más clásicos rincones sevillanos.

Carlos Morales Sebastian
Técnico de Garden Center Ejea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí