Maihuenia patagónica también conocido como M. albolanata, M. andicola, M.cumulata, M. latispina, Maihuenia tehuelches, M. valentini, Opuntia patagónica o M. brachydelphys. Es un cactus conocido por sus espina, siendo endémico de Chile y Argentina. El nombre científico es “Maihuén”, siendo la voz mapuche con que se desinga a esta especie y de la palabra “patóginca” gracias a su origen. Pertenece a la familia Cactaceae.

Maihuenia patagónica

No dejes de leer: Descripción y cuidados del Echinocactus grusonii

Características del Maihuenia patagónica

Es un cactus que tiene forma de cojín de hasta 30 cm de altura. Las hojas son protegidas por espinas de 3 cm, de color amarillo verdoso, blanco, rojo o gris. Las flores que produce son acampanadas, grandes, de color blanco, rosado o verdoso. Una vez que se ha fertilizado el fruto, al madurar va a adquirir una forma globosa, de unos 2 cm de diámetro, de color verde-amarillento.

Cuidados del Maihuenia patagónica

Maihuenia patagónica planta

Es una planta perenne fácil de cultivar. Se puede tener en una rocalla o al ser de un de crecimiento muy lento, puede permanecer en macetas por muchos años sin que le afecte. Aunque cuando sea más grande se puede trasplantar a un tiesto mayor.

La ubicación debe ser al exterior y a pleno sol, ya que si se encuentra en el interior y a la sombra no crece correctamente.

El suelo debe tener un buen drenaje, ya que no tolera el encharcamiento. Lo mejor es que crezca en tierra de tipo arenosa como pómica u otro tipo de tierra volcánica, o bien, de río.

El riego debe ser escaso, no más de 2 veces por semana en el verano y cada 20 días el resto del año.

El abono debe ser comenzando la primavera y hasta finales del verano. Este deberá ser con abonos líquidos especial para cactus y la cantidad será la que señale el fabricante.

La época de plantación es en la primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado por completo.

Es una especie que soporta las heladas de hasta los -4˚C.

Cuando existe una diferencia de temperaturas entre el día y la noche, es probable que pueda sufrir enfermedades fúngicas. Para ello habría que tratar con un fungicida sintético que termine con los hongos.

¿Qué te parece?¿Te gusta?¿La conoces? si es así cuéntanos tu experiencia y sino valdría la pena tenerla en el jardín para que se de ese toque único. Quizás sea un cactus que pueda disfrutarse durante muchas y muchas generaciones.

Imagen cortesía de : Dick Culbert

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta