Mallas tutoras

Mallas para entutorar: qué son y sus beneficios

Mallas para entutorar

Las mallas tutoras o mallas espalderas no son solo estructuras para ayudar a sostener un cultivo y mejorar la densidad de siembra, sino que gracias a ellas se obtienen grandes beneficios que valdría la pena conocer.

La forma en como se puede instalar la malla tutora dependerá principalmente del espacio, la forma y el lugar. Así que sigue leyendo para que te enteres de todo con respecto a las mallas para entutorar: qué son y sus beneficios.

Malla tutora para incrementar la producción del cultivo

El uso de la malla tutora hoy en día, es el mejor método para entutorar los cultivos de hortalizas. Existen varias medidas de malla que se adaptan al crecimiento de los cultivos. La malla tutora se recomienda que sea de 25 x 25 cm, ya que es una medida que permite realizar la poda y la cosecha de una mejor forma, sin maltratar las plantas ni los frutos. 

La malla tutora permite una mejor manipulación de las herramientas durante la poda y al momento de la cosecha. Además, se recomienda el uso de la malla tutora a una hilera en hortalizas de enredadera como las cucurbitáceas. La forma de sembrar los cultivos puede ser variada, en invernadero, jardín o bajo malla sombra. Para cualquiera de estas formas de cultivo se puede usar la malla tutora. 

Métodos de tutoreo para las especies

Para tutorar se usan varios métodos. He aquí los más comunes para que puedas elegir el que mejor se adecue a tus necesidades.

Tutor con varas de madera. La planta se empareja con la vara de madera y se amarra para que la planta permanezca erguida. De esta forma, se tutoran cultivos grandes, pero resulta impráctico y poco rentable.  

Tutor con rafia. La rafia se usa para tutorar en cultivos de grandes extensiones. Se coloca en postes a lo largo del surco y después una línea de radia a la altura deseada (1.5 a 2 metros). La altura máxima a la que pueda crecer según el tipo de cultivo. La rafia se amarra de uno de los postes que están a los extremos de cada surco y se tensa, pasando por cada uno de los postes que se encuentran en el surco. Cada plántula se amarra por la parte del tallo y dando unas vueltas a lo largo de la planta se envuelve y queda sujeta, después se procede a amarrar el resto de la rafia a la línea principal (la que está colocada a lo largo del surco), esto se repite con cada planta y en cada hectárea.

Existe otro sistema parecido al anterior, en el cual la rafia se coloca en forma de una red cuadriculada. Se colocan los postes a lo largo del surco a la distancia deseada (dependiendo del tipo de cultivo, el tipo se duelo y las características de los postes). Posteriormente se colocan varias líneas de rafia agrícola a lo largo del surco amarradas a los postes (a diferentes alturas) y posteriormente se colocan hilos transversales a diferentes distancias (dependiendo de la medida del cuadro que se requiera).

Métodos de tutoreo

Este tipo de tutoreo requiere de mucha mano de obra y manipulación de las plantas. Esto perjudica al agricultor porque aumentan sus costos de producción y también perjudica a los cultivos, ya que se puede transmitir enfermedades por transmisión mecánica.

Tutor con malla de polipropileno. En la actualidad existen mejores métodos que cumplen con la misma función que la rafia, pero sin las desventajas que esto implica. Como es el caso de la malla para entutorar de polipropileno, es una mejora al sistema de tutoreo tradicional. La malla para entutorar reduce los costos de mano de obra en muchos sentidos, ya que se requiere de menos hombres para su instalación, al evitar poner líneas de rafia, que en el caso de la siembra del pepino o alguna otra cucurbitácea, la planta se engancha de la malla y crece de manera libre sin necesidad de tanta manipulación.

En el caso de la siembra del tomate u otras solanáceas, solo se requiere de un cincho o clip para agarrar la planta a la malla-tutora. Proporciona un mejor soporte a los cultivos (en este caso si se llegara a trozar uno de los hilos de la malla para entutorar, el cultivo sigue en pie, caso contrario con la rafia), aumenta la densidad de plantación, se pueden prevenir enfermedades que se transmiten por contacto. La malla para entutorar se puede usar por varios ciclos de cultivo. De esta manera, se puede usar el método de rotación de cultivos y ocupar la malla que ya está colocada, reduciendo aun más el costo de mano de obra.

Manual de instalación para tutorado con malla

Este sistema es primordial para que las especies puedan desarrollarse de la mejor forma. Así que habría que seguir el paso a paso para poder hacerlo de la manera correcta ¡Presta atención!

  • Levanta los postes de soporte de madera o metal. Realiza  agujeros en los postes para cada capa de la malla requerida durante el ciclo de crecimiento.
  • Coloca los postes de soporte en pares para que coincidan con el ancho de la cama y a una distancia máxima de 1,8 metros de distancia.
  • Atornilla una barra transversal de madera entre cada par de postes de soporte en el primer nivel.
  • Estira la malla de entutorado para tensarla y sujeta o entreteje la malla a la barra transversal. Usa una cuerda o pequeñas bridas para sujetar la malla a la barra transversal.
  • Para un mayor soporte, entreteje un cable o alambre a lo largo del borde de la red y fija a los postes de soporte verticales. Si un alambre de soporte no se usa durante el ciclo de crecimiento de cultivos más pesados, la holgura en la malla se puede eliminar simplemente tirando de la malla para tensarla y volviéndola a colocar en los postes.
  • Agrega capas posteriores de malla a medida que avanza el ciclo de crecimiento.

Beneficios del tutorado con malla espaldera

La malla espaldera genera muchas ventajas para los cultivos y los agricultores, ya que les permite aumentar la densidad de siembra en los campos. Lo que se traduce en una mayor productividad de las cosechas y una mayor retribución económica por cultivo. Pero no todo queda ahí, ya que existen muchos beneficios que deberíamos considerar.

La malla tutora favorece en el crecimiento y desarrollo de la hortaliza. El tallo de ciertos vegetales (como el pepino y el tomate) tienen la característica de ser angulosos, rastreros o postrados, lo que puede facilitar el contagio de microorganismos patógenos al cultivo, aumentando el riesgo de hongos. Otra ventaja de las mallas es brindar apoyo a la hortaliza. Al encontrar soporte, los zarcillos pueden sujetarse de alguna estructura o superficie, facilitando la función trepadora de la planta a la vez que sostiene el peso de la misma.

La poda es otro beneficio de las mallas tutoras. Las hojas simples, ligeramente vellosas, de gran tamaño, en forma de corazón y con una epidermis con cutícula delgada, pueden volverse poco resistentes a la evaporación y exigentes a la humedad. Así que habría que realizar una poda de tallos y hojas y, este sistema lo hace más práctico. El tener un exceso de follaje puede generar mayor humedad provocando un microclima, ideal para el desarrollo de patógenos. Incluso el tener mucho follaje puede que se vuelvan ineficientes los métodos de desinfección, ya que la aplicación fumigante no logrará accesar al interior del cultivo.

Uno de los principales provechos de esta técnica es una mayor facilidad de manipulación de la planta, ya que permite trabajar con dos surcos a la vez. Por último, pero no menos importante, está la resistencia de las mallas tutoras. Así que una vez que el cultivo está en su desarrollo total, se debe considerar el peso que tiene el mismo (con tallos, hojas y frutos) para ofrecer un gran soporte, evitando que el cultivo se venga abajo con todo y la malla.

La utilización de la malla para entutorar es superior a otras técnicas, ya que al final se obtienen frutos de mayor calidad.

Recuerda que una buena inversión siempre vale la pena y más si se trata de darle a nuestros cultivos un poco de todo lo que ellos hacen por nosotros. Ahora que ya conoces todo con respecto a las mallas tutoras, considéralas. No está de más saber los diferentes tipos de mallas para jardín para elegir la correcta.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados