Mantenimiento-de-los-armarios-de-jardín

Después de unas cuantas temporadas en el especio verde, los armarios  de jardín pueden comenzar a envejecer con manchas, polvo o marcas de óxido.

Y aunque el material con que están fabricados sea muy resistente, el mobiliario que está al aire libre  requiere cuidados específicos para que se mantenga en buenas condiciones año tras año.

Así que a continuación te contamos todo con respecto al mantenimiento de los armarios de jardín para que luzcan como nuevos.

Cuidados y mantenimiento de los armarios

Los armarios están preparados para su uso exterior. Sin embargo, la superficie puede sufrir con las inclemencias del tiempo, por lo que es importante someterlos a una limpieza y mantenimiento además de un tratamiento de renovación antes de usarlos de nuevo.

Mantenimiento-armario-plástico

Armarios de resina y plástico

Son resistentes a la intemperie, pero al pasar el tiempo pierden el aspecto brillante y se hacen blanquecinos. El mantenimiento es muy fácil, tan solo habría que lavarlos con agua y jabón.

Después habría que aclararlos y secar con un paño para evitar que el agua deje manchas al evaporarse. Un truco infalible para que este tipo de mobiliario no se deteriore por el exceso de sol, es cubrirlos con toallas húmedas.

Armarios de fibras naturales 

El mimbre, el bambú, el ratán y el petán son de los materiales que más se deterioran, aunque bien cuidados pueden durar mucho tiempo.

Fibras-mantenimiento-armarios

El mantenimiento de estos armarios es muy sencillo, solo que habría que realizarse con mucho cuidado para no dañar las fibras. 

Primero es necesario eliminar el polvo con un cepillo suave y enseguida pasar un paño humedecido en agua con unas gotas de jabón neutro.

Si los muebles son de caña, hay que enjuagarlos con agua salada para que este se mantenga rígido. Una vez secos, si el material lo requiere, habría que aplicar con una brocha de cerdas duras un barniz de poro abierto para exterior rebajado con aguarras.

Armarios de madera

La teca y otras maderas exóticas resisten bien los efectos del agua y el sol, por lo que requieren pocos cuidados. La resina de la propia madera les proporciona una película protectora. 

Madera-mantenimiento-armarios

Para conservar los muebles en buen estado, habría que limpiarlos de manera periódica con agua jabonosa y un cepillo. Además, aplicar una vez al año una capa de aceite protector derivado de la madera.

Estos protectores contrarrestan los efectos de los rayos UV y la acción de hongos e insectos. Pero antes de aplicar estos productos se puede pulir las asperezas del mueble con la ayuda de una lija fina.

Armarios de hierro, forja y aluminio

Aunque los armarios de hierro, aluminio y forja son resistentes y duraderos, apenas si las afectan las inclemencias del tiempo, pueden sufrir efectos por la lluvia como oxidación. Para evitar que esto ocurra hay que aplicar una capa de pintura o barniz oxidante cada 2 años, en función al clima.

Mantenimiento-armario-metal

Si el óxido ya ha dañado el mobiliario, primero habría que eliminar el rastro con una lija al agua o un cepillo de alambre rígido.

Antes de aplicar antióxido, es necesario lavar y secar bien la superficie lijada para que no se acumule el polvo. Basta con limpiar con una solución jabonosa.

Con esta guía ya podrás darle mantenimiento a los armarios de jardín para que duren por más tiempo. Incluso no está de más saber cómo almacenar el mobiliario del jardín en el invierno para resguardarlo mientras el clima está a tope.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí