El mantenimiento de las pérgolas de madera es primordial para poder asegurar su buen estado y estética. Al estar expuestas al exterior, las pérgolas de madera dependen de ciertos factores como el tipo de madera con el que se fabricó, la pintura y el barniz que se utilizó. 

Además, debemos considerar los elementos climatológicos, así como la presencia de insectos y hongos que pudieran ocasionar daños en las pérgolas. Por ello, sigue estos cuidados para que estén en buen estado y se protejan en todo momento.

Mantenimiento-pérgolas

Cuidados de las pérgolas de madera

Para los cuidados de las pérgolas de madera, primero habría que asegurar la limpieza periódica de la misma con el fin de eliminar cualquier rastro de polvo que se pueda depositar en la superficie.

Con el paso del tiempo y donde estén expuestos a agentes climatológicos, la madera puede tornarse de otro color, pero no genera preocupación.

Dependiendo el tipo de madera con que se fabrique en la pérgola, dependerá el período de tiempo que se debe dar mantenimiento. Por lo regular, se realiza cada 2 a 3 años.

Para las tareas de mantenimiento debemos asegurar de que la madera esté completamente seca. En primer lugar, habría que comenzar por ajustar las grapas y los tornillos que pudiesen estar sueltos.

Pérgolas-madera-manteniento

Una vez asegurado, habría que lijar toda la superficie para abrir el poro de la madera.

Para ello, se puede recurrir a una lijadora de banda, ya que ayuda a devolver el estado natural de la madera. Si se hace con un lijado manual, habría que prestarle atención en ciertas zonas.

Una vez lijada la superficie, se procede a aplicar los productos para proteger la madera. Lo ideal es hacer uso de productos con un alto contenido de aceites naturales para cerrar los poros, evitando el envejecimiento de la misma y proporcionando una capa protectora contra hongos e insectos.

Hay aceite incoloros o de color miel con lo que se consigue proteger la madera y mantener su color original. Cabe recalcar que estos aceites protectores van perdiendo eficacia con el paso del tiempo, por lo que es necesario que se utilice cada vez que se haga el mantenimiento de la pérgola.

También existen productos llamados regeneradores. Estos se emplean para devolverle a la madera su color original, eliminando el tono opaco que se produce con el desgaste las lluvias y la exposición al sol.

Pérgolas-cuidados

Las pinturas para madera son productos fáciles de aplicar. Estos pueden hacerse con un rodillo, brocha o pistola. Sin embargo, la brocha es de la herramienta más recomendada, ya que permite que el producto penetre de la mejor forma, brindando mayor protección en la superficie.

Lo ideal es que se usen colores con tonos oscuros para las zonas exteriores, ya que estos tienen mayor resistencia al sol. 

La preparación de la pintura deberá hacerse de acuerdo a las recomendaciones del fabricante. Las personas especializadas en pérgolas de madera, recomiendan el uso de las pinturas con agua.

Para llevar a cabo todas esas tareas de mantenimiento de la pérgola habría que usar los elementos de protección como gafas de seguridad, guantes y mascarillas para mantener seguro.

Así que asegúrate de tener una pérgola en buen estado, al darle un mantenimiento constante y pasa grandes momentos en tu jardín o terraza con esta fantástica construcción. Recuerda que también es importante seguir los consejos para proteger el mobiliario de madera de exterior para que estén bien cuidados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí