Matagallo (Phlomis purpurea), cuyo nombre se debe a la similitud de la cresta del gallo. También se le conoce como Candiles, Mechera colorada, Melera o Salvia borda. Es un arbusto perennifolio de la familia Lamiaceae. Planta endémica bético-rifeña. En África habita en la península Tingitana y en España en Andalucía.

matagallo-planta

Quizás también te pueda interesar: Torvisco de los pirineos, arbusto con flores aromáticas

Características del Matagallo

Alcanza una altura de 0,5 a 2 m. Forma una mata poco densa, con ramas verticales que están cubiertas de pelillos blanquecinos. Las hojas son simples, pecioladas, lanceoladas, a veces con la base recta y ensanchada. El limbo es grueso, rugoso, con el borde denticulado y de color verde grisáceo. Las flores se agrupan en verticilastros alrededor del tallo, con brácteas estrechas. De color lila, rosa o blanco, con el labio en forma de casco y el inferior convexo. El fruto seco aparece dividido en 4 partes globosas y oscuras.

Cuidados del Matagallo

matagallo

Florece en la primavera y el verano, entre marzo y mayo. Se cría en los bosques de pinos y encinas, así como matorrales junto con el erguen y el palmito. Sobre margas, arcillas o yesos.

Propia de lugares soleados con suelos básicos y pedregosos. Suelo indiferente (calcáreo o siliceo) con pocos nutrientes. El terreno ha de ser drenante. Capaz de soportar fuertes sequías, aunque en estas condiciones puede purgar los brotes más viejos.

Precisa de zonas con riego casi nulo, en este caso tiene que ser ocasional, sobre todo en el verano.

La Phlomis es una planta rústica que tiene suficiente con el abono anual de jardín. En cuanto a las plagas y enfermedades es poco sensible.

Es una especie con un alto potencial germinativo con las condiciones correctas. Por lo que a los 15˚C y con un fotoperíodo alterno de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, podrá conseguirse más del 90% de semillas germinadas en unos 30 días.

Usos

El matagallo era una de las plantas más reconocidas por sus múltiples propiedades. Se empleaba como estropajo para lavar y sacar la roña de la piel. Las hojas se utilizaban como sustituto del tabaco. Mientras que las flores ricas en miel, se consumían como golosina, por lo que también se le conocía como melera o chupadera. El matagallo es parte de los ingredientes de un jarabe para el resfriado y la tos.

Si duda un arbusto que hoy en día se usa en la jardinería por su resistencia y capacidad de crecer en casi cualquier sitio. De una forma muy peculiar, pero con pocos cuidados.

Imágenes cortesía de: Karl Hauser, Dana Griffin, III

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta