Siempre que viene una tormenta nos vemos sorprendidos con todo lo que puede hacer, pero en específico la piscina puede quedar muy sucia en los mejores casos, porque hay veces que terminan por ser destruidas.

Piscina tormenta

Quizás también te puede interesar: Instalación y mantenimiento de las piscinas desmontables

Si en tu caso solo fue la suciedad quien hizo de las suyas, entonces habría que darle una buena limpieza para que quede apta para el baño y pasar momentos de sano esparcimiento.

Qué hacer para que este limpia la piscina tras una tormenta

Lo primero que se debe hacer cuando las lluvias cesen, es limpiar el agua de la piscina de inmediato para que las algas no se multipliquen y se torne verde. Además, después de la tormenta las temperaturas podrán subir de nuevo y eso va a propiciar que las algas proliferen rápidamente.

Por ello limpia todos los restos de la superficie del agua con el bichero (asta que en su extremo lleva un apunta metálica y un garfio) o el skimmer.

Enseguida vacía los cestillos y deshazte de los desechos que vayan quedando en la bomba.

Filtra el fondo y las paredes de la piscina con el limpiafondos.

Incorpora alguicida o cloro líquido para poder matar las algas.

Después enciende la bomba y déjala funcionando durante 24 horas seguidas.

Al transcurrir ese tiempo, limpia el filtro. Que para ello debes revertir el flujo de agua para poder eliminar las algas y la suciedad del filtro de la bomba. En la mayoría de los casos, se coloca la palanca en la posición de enjuague durante unos minutos. Aunque es posible que se requieran pasos adicionales como eliminar las burbujas de aire o cebar la bomba después del lavado. Para las bombas que se ceban de forma automática después del ciclo de enjuague, coloca la palanca nuevamente en la posición normal para restablecer la función regular.

Vuelve a incorporar alguicida el segundo día y al pasar cuatro o cinco horas agrega clarificador. Sigue las instrucciones del envase, ya que la mayoría de los casos el clarificador es muy concentrado. El clarificador va a ser que las algas muertas se agrupen para juntarlas y quitarlas de manera sencilla.

Al pasar dos horas se deben incorporar el clasificador para filtrar la piscina. Para ello, las algas se han agrupado y, con ello, podrás aspirarlas de forma sencilla.

Ahora que si el agua está verde, es necesario repetir los pasos hasta que el agua quede limpia y transparente. Además, es posible que este proceso lleve más tiempo hasta una semana. Solo hay que tener paciencia.

Imágenes cortesía de: Ed Vill

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta