Mespilus germanica también conocida como níspero europeo o níspero común. Pertenece a la familia de las Rosáseas. Siendo originaria del suroeste de Europa y Asia central.

Mespilus germanica

Quizás también te puede interesar: Maclura pomifera, árbol cuyo fruto recuerda vagamente a una naranja

Características del Mespilus germanica

Árbol caducifolio de tronco robusto con corteza de color marrón grisáceo, de algunas espinas.

Las hojas son grandes, con pecíolo corto, alargadas, elípticas, de color verde mate con márgenes dentados.

Las flores son hermafroditas, grandes de unos 5 cm de diámetro, solitarias, de color blanco. Son polnizadas por insectos, ya que suele ser visitada por abejas, mariposas, avispas y hormigas. Florece la segunda mitad de mayo.

Los frutos son drupas, mejor conocidos como nísperos. En el interior se ubican 5 semillas duras, alargadas, de color marrón.

Cuidados del Mespilus germanica

Especie que se utiliza con fines ornamentales gracias a su atractivo follaje. Incluso para la producción de sus frutos.

Prefiere climas cálidos, ya que con temperaturas frías no madura.

Crece a pleno sol, aunque también tolera semisombra.

Es capaz de soportar una amplia gama de suelos, siempre y cuando tengan buen drenaje.

Es poco tolerante al viento. Pero es resistente al frío, aunque puede tener ciertos daños.

El riego debe ser moderado durante los primeros años, sobre todo los meses más secos.

Precisa de suelos fértiles, con textura, ya sea limosos o francos.

Para la fertilización se recomienda un acolchado del terreno con materia orgánica, ya sea con estiércol, cortezas o compost. Este suele realizarse durante los 3 primeros años.

Mespilus germanica árbol

La poda deberá realizarse durante los 3 años después de la plantación. Se poda el árbol una vez al año, en el invierno cuando la especie ha perdido las hojas.

Incluso la poda podría orientar las ramas, ya que algunas se juntan demasiado o se posicionan mal.

El trasplante en el terreno definitivo es a los 18 meses. Se debe mantener espaciado de entre 5 a 6 m entre cada árbol para que el suelo disponga de nutrientes. Como recomendación es colocar una estaca alta para poder guiar el tronco para que crezca recto.

Es un árbol que no suele ser atacado por plagas o enfermedades importantes.

Se pueden propagar por medio de semillas. La semilla puede tardar en germinar porque tiene una cubierta resistente.

Algunas veces prefieren sumergir las semillas en ácido sulfúrico para poder descomponer la capa y acelerar el proceso de germinación.

Otro método es sumergir las semillas en agua durante 24 horas y estratificar durante 3 meses a 5°C antes de la siembra.

El níspero puede injertarse en acerolo o membrillero.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta