Reproducción de Plantas – Método de Alporquía. Acodo aereo

La costilla de Adán (Monstera deliciosa) por ejemplo, puede ser reproducida por el método de alporquía.

El método de alporquía es uno de los métodos más antiguos usados para la reproducción de plantas. Es recomendado para la multiplicación de especies que producen tallos y ramos rígidos o leñosos que sean difíciles de enraizar por estacas de gajos.

Entre los métodos de reproducción vegetativa, la alporquía es especialmente indicada para plantas que perdieron sus hojas inferiores y quedan con su apariencia comprometida.

El proceso consiste principalmente en incentivar una región próxima de la extremidad de un tallo principal o de una rama lateral y producir raíces, Así con la separación de la extremidad enraizada, es posible obtener un nuevo ejemplar de la planta.

Una de las grandes ventajas de este método es que el funcionamiento vegetativo de la planta no es perjudicado, de forma de preservar y hasta favorecer a la planta madre. Otra ventaja de la alporquía es permitir el control del crecimiento de plantas que crecen en demasía para el cultivo en interiores, como es el caso de la costilla de Adán (Monstera deliciosa)

Cuando se pretende usar el método para la obtención de nuevos ejemplares, se recomienda seleccionar ramos laterales para la operación. Por otro lado, cuando la intención sea controlar la altura, se debe hacer alporquía en la extremidad del tallo principal.

Ficus%20elastica%20decora%20Small

El Proceso de Alporquía

1- Con un cuchillo o una navaja afilada, haga dos cortes bien debajo de la ultima hoja del tronco o rama escogida. Retire la cáscara entre los cortes, tomando el cuidado de no damnificar la parte interna del tallo.
2- Enseguida, pincelé la parte que fue descascarada con un poco de polvo de hormonas enraizadotas (vendido en tiendas especializadas).
3- Prepare un poco de esfagno, colocándolo en el agua y después exprimiéndolo bien para retirar el exceso de agua.
4- Amarre un plástico alrededor del tallo, bien debajo del corte, formando una especie de saco.
5- Llene un saco plástico con el esfagno humedecido, apretándolo bien alrededor del corte, de forma que quede totalmente cubierto.
6- Cierre el saco, amarrándolo con un hilo alrededor del tallo. Para garantizar la humedad interna, vede las extremidades amarradas con cinta aislante impermeable.
7-Coloque la maceta sobre un plato con piedritas y agua, manteniendolo en un amgiente caliente y húmedo. Luego de algunas semanas, las raíces comenzarán a surgir a través del esfagno. Retire el plástico y corte el tallo, bien debajo de la bola de esfagno, usando una tijera de poda y haciendo un corte horizontal.
8-Prepare una nueva maceta con mezcla de suelo abonado y plante la nueva muda inmediatamente. Mantenga el esfagno en el ligar, para no damnificar las nuevas raíces. Riegue enseguida.

Algunas plantas indicadas para la reproducción por alporquía

* Dracaena deremensis
* Dieffenbachia
* Ficus pandurata, Ficus elastica e Ficus benjamina
* Philodendron
* Monstera
* Cordyline terminalis
* Codiaeum variegatum

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí