El espárrago pertenece a la familia Asparagaceae. Es una planta herbácea perenne de un follaje ramificado y aspecto plumoso. Es un vegetal que entra en temporada al final del invierno, por lo que valdría la pena conocer cómo cultivar estos hermosos tallos en casa.

metodos-cultivar-esparrago

Consejos para cultivar el espárrago

Es importante saber que este delicioso vegetal es muy resistente y adaptable, sin embargo es más fácil cultivar en áreas con inviernos leves y veranos húmedos. Además, los espárragos pueden producir tallos hasta por 25 años, así que se debe elegir el lugar idóneo para dedicarles todo ese tiempo.

Las plantas de espárragos son monoicas, es decir, que cada planta es macho o hembra. Las plantas hembras dedican energía para producir semillas, por lo que no generan tantos tallos a diferencia de los machos.

Cultivar por medio de semillas

  1. A principios de la primavera sembrar las semillas individualmente en macetas distintas. Ubicar la maceta a pleno sol, humedecer la tierra a diario y mantener a una temperatura de 25˚C.
  2. Una vez que las semillas han brotado, ya no es necesario tenerlas a temperaturas altas, pueden tenerse a una temperatura de 21˚C.
  3. Cuando lo brotes hayan alcanzado una altura de 30,5 cm y el clima sea cálido por la época de primavera es tiempo de plantarlos al exterior en una cama de vivero. Para ello se deben realizar hoyos de unos 7,5 cm de profundidad para que puedan crecer.
  4. Cuando las plantas comiencen a producir flores, se puede distinguir cuales son los machos (flores grandes) y cuales las hembras (flores pequeñas), entonces es momento de quitar las hembras y emplearlas como compost.
  5. Después es necesario dejar que las plantas completen su ciclo de crecimiento en invierno en la cama de vivero. Para que el siguiente año después de la germinación hayan alcanzado la madurez y estarán listos para transplantarse a la cama permanente.

esparrago

Cultivar por medio de raíces

  1. Para preparar el lugar se debe quitar las hierbas y el pasto. Luego aflojar la tierra e incorporar fertilizante, compost o harina de hueso a una profundidad de 38 cm. Cavar zanjas para poder plantarlas. Las zanjas deben tener entre 0,5 a 0,8 metros. Posteriormente mezclar la tierra que se retiró con compost orgánico o una mezcla de fosfato de roca con polvo mineral y extender en el centro.
  2. Colocar las raíces en una cubeta, ya sea con agua templada o té de composta durante 15 minutos antes de plantarlas.
  3. Poner las raíces en los surcos con una separación de 45 cm, después cubrir las raíces sobre los lados de los surcos a unos 7 cm. Regar bien toda el área al terminar de plantar.
  4. A medida que la planta de espárrago comience a crecer y la tierra se asienta, será indispensable agregar más tierra, unos 5 cm cada 2 semanas.
  5. Abonar la planta para mantener las hierbas al mínimo además de una óptima humedad.

Ten en cuenta que entre más se establezcan los espárragos, más vivirán y más abundantes serán las cosechas.

Imágenes cortesía de: userslife, pixabay,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta