La Costilla de Adán, Monstera Deliciosa o Cerimán es una planta perenne trepadora que pertenece a la familia de las Aráceas, la cual es originaria de las regiones tropicales de América. Aparece de forma silvestre desde el sur de México hasta América del Sur. Y su nombre se debe al aspecto que presentan sus hojas al dividirse, que recuerdan la forma de las costillas.

Monstera Deliciosa

Quizás también te pueda interesar: Scadoxus multiflorus, bulbosa de inflorescencias esféricas

Características de la Monstera Deliciosa

Puede alcanzar una altura de 20 m de altura, aunque no supera los 5 m (dependiendo donde se cultive). Los tallos gruesos tiene raíces aéreas que se emplean para treparse tanto para absorber la humedad ambiental como para reproducirse. Las hojas son acorazonadas que pueden alcanzar hasta 1 m de longitud y unos 75 m de ancho. Estas hojas se van dividiendo en lóbulos a medida que crecen. En ocasiones los lóbulos aparecen agujerados en el centro.

Las flores son muy grandes, con un espata muy amplia de color cremoso, cuyo interior se desarrolla el fruto. Al principio el fruto es tóxico, al cabo de un año madura y se convierte en comestible.

Cuidados de la Monstera Deliciosa

 Cuidados Monstera Deliciosa

Planta que precisa de un terreno rico en humus y con buen drenaje. Se debe añadir un fertilizante líquido de manera semanal con el agua de riego durante la época de crecimiento.

El riego es bueno cuando se seque la tierra. Para un óptimo crecimiento es mejor suministrar agua de lluvia. El exceso suele ser el responsable de que las hojas inferiores se tornen amarillas.

No se debe exponer al sol directamente, ya puede provocar lesiones en las hojas. La temperatura ideal es entre los 20 y los 25˚C.

Es importante proporcionarle un asidero para que pueda trepar. Es conveniente dirigir las raíces aéreas hacia el suelo para que se fijen las plantas de forma adecuada.

Se reproduce en el verano mediante esqueje o semillas. Las semillas tardan mucho tiempo en germinar y la plántula se desarrolla lentamente. El mejor método es por esqueje de tallo. Cuando llega el verano corta esquejes terminales de unos 30 cm de longitud.

Entre las principales enfermedades se encuentran el ataque de hongos que estropea las hojas, ocasionando manchas amarillas o marrones. Para ello es preciso aplicar un fungicida.

Además, pueden ser afectadas por el ataque de bacterias de género Erwinia. Bacterias muy comunes en frutas y hortalizas. De las principales plagas que pueden afectar son la araña roja y la cochinilla.

Compartir

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta