Morus nigra también conocido como Mora, Moras, Mora negra, Morera, Moral o Moreras. Pertenece a la familia Moraceae y es nativo del sudoeste de Asia, el cual es cultivado por tan largo período que el rango natural es desconocido.

Morus nigra árbol

Quizás también te pueda interesar: Sorbus aucuparia es un árbol cuyos frutos sobresalen por su valor culinario

Características de la Morus nigra

Árbol robusto de crecimiento lento. De tronco corto de 10 a 15 m de altura que cuenta con una ramificación densa de ramas largas, divergentes y extendidas de color pardo-castaño. Por lo que en conjunto forma una copa difusa, redondeada e irregular. Las hojas son alternas, acorazonadas, caedizas, rugosas, grandes, asimétricas, sobre dos filas a lo largo del ramillo. Tienen un rabillo de 1,5 a 2,5 mm de longitud con nervios secundarios muy marcados. Las flores masculinas en ametos pedunculados y las flores femeninas en ametos subsentados. El fruto pasa del verde al negro, el cual es comestible.

Cuidados de la Morus nigra

Morus nigra

Este árbol crece en climas templados o cálidos, en general resiste el frío, siendo capaz de tolerar heladas de -18˚C. Aunque en climas excesivamente fríos puede provocar que se detenga su crecimiento.

Se desarrolla en suelos frescos, arcillosos, ligeros y bien drenados, sin que sean de zonas calurosas y muy secas.

No precisa regarse constantemente, ya que este árbol tiene la capacidad de captación de agua gracias a sus raíces profundas, siendo en el interior de la tierra donde obtiene la humedad que necesita.

Requiere de una poda enérgica en el invierno, cuando la savia del árbol está en reposo. Esto es con el fin de obtener un mejor desarrollo tanto de las hojas (para que sean más grandes) y mayor producción de frutos.

El abono debe ser una vez al año con estiércol fertilizante nitrogenado. En el caso de trasplante debe hacerse a raíz desnuda en el invierno.

Se reproduce por medio de semillas sembradas en la primavera o por esquejes leñosos.

Es en el verano cuando la Morus nigrus se carga de una cantidad considerable de frutos, y estos maduran entre julio y septiembre. Es importante recolectar los frutos maduros, ya que antes de su madurez son amargos. Sin embargo, pueden llegar a sufrir fermentaciones. Las moras tienen un sabor ligeramente ácido, que las hace muy apetecibles y refrescantes. Incluso son ricas en vitamina C, así como otros antioxidantes.

Es un árbol que suele resistir bastante a enfermedades y plagas. Pero en cualquier caso puede atacarlo el chancro morera, la cochinilla y la pseudomoniasis de la morera.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta