Yo amo la mostaza negra y, por ello, he decidido crear este post para enseñarte a cultivarla en el jardín. En este caso voy a hablar sobre Brassica nigra. Este tipo de mostaza es una herbácea anual, por lo que puedes verla durante todo el año, de acuerdo a la climatología, claro. Cuenta con un tallo principal, pocas ramificaciones y hojas grandes.

Mostaza negra

La mostaza negra crece con mucha intensidad si halla los medios adecuados y aunque se trata una planta herbácea, logra superar el metro sin ningún tipo de inconvenientes. Como muchas otras plantas medicinales o aromáticas, la Brassica nigra es propia del clima del mediterráneo, aunque hoy en día se puede conseguir en cualquier lugar.

Quizás también te pueda interesar: Calta, una planta de exuberante floración, ideal para decorar estanques

Es fundamental que tengas en cuenta que su ciclo productivo dura aproximadamente 120 días. No obstante, cuando las temperaturas son agradables, su cultivo es mucho más fácil y se consigue una gran cantidad de semillas.

La época ideal para sembrar la mostaza negra en la zona del mediterráneo, debe ser a comienzos de la primavera. En lugares fríos el cultivo se puede retrasar un poco a modo de evitar los últimos coletazos de los climas fríos que pueden originar heladas.

Suelo, riego, abonado, recolección, plagas y enfermedades de la mostaza negra

Aunque se trata de una planta rústica, cabe destacar que la Brassica nigra enraíza mucho mejor en suelos calizos, frescos y profundos. En cuanto al abonado, no es preciso complicarse la existencia, dado que un abono simple y rico en materia orgánica será más que suficiente. Por otro lado, al momento de preparar el suelo, es necesario que esté bien mullido para que las raíces crezcan mucho mejor.

La mostaza negra, como está acostumbrada a periodos de sequía, solo debe ser regada para que el suelo se mantenga húmedo. Luego de 40 días desde que la semilla germina, comienza la floración. La fructificación es bastante rápida, las semillas se ennegrecen y los tallos pierden clorofila por lo que se amarillean.

Probablemente encuentres pulgones, oruga de la col, himenópteros y coleópteros. También es probable que haya hongos radiculares.

Te recomendamos leer: Browalia, una planta de interior colorida y atractiva

Curiosidades de la mostaza negra

La Brassica nigra esconde un secreto y este es su contenido en un ingrediente llamado alil glucosinolato que, aunque forma solamente el uno por ciento del total de la mostaza negra, cuando entra en contacto con la enzima mirosinasa, genera un compuesto picante al que de todas maneras estamos acostumbrados, dado que el wasabi y el rábano también lo producen. Esto hace que los animales eviten alimentarse de ella.

¿Qué te ha parecido esta información sobre la mostaza negra? Deja tu comentario 😊

No hay comentarios

Dejar una respuesta