Narcissus triandus también conocido como Junquillos blancos, Lira o Copa de los ángeles. Pertenece a la familia Amarilidáceas y es el único del género Narcissus de la sección Ganymedes. El nombre “triandrus” quiere decir: epitelio latino, que significa “con tres estambres”.

Narcissus triandus plantas

Quizás también te pueda interesar: Crea bellos toques en el jardín con la Tibouchina urvellina gracias a sus flores únicas

Características del Narcissus triandus

Planta perenne provista de un bulbo subterráneo. De tallos y hojas delgadas, semicilíndricos, de 2 a 3 mm de ancho, de color verde oscuro. Esta provista de flores que aparecen en umbelas, de color blanco, fragantes, con elementos bastante estrechos, agudos y vueltos hacia atrás. La corona llega a medir un poco más de medio centímetro, con bordes dentados. Estos narcisos por lo regular tienen dos o más flores colgantes por tallo.

Cuidados del Narcissus triandus

Narcissus triandus

Vive en prados, bosques, matorrales y rellanos rocosos. Se puede utilizar ya sea en exterior como en macetas en el interior.

Crece a plena luz pero es capaz de tolerar la sombra. Aunque si se coloca en un lugar con demasiado sol, los pétalos se vuelven translúcidos. El calor debe ser moderado para que pueda desarrollarse de manera vigorosa.

Requiere de temperaturas suaves, pero tolera aquellas que sean bajas además de las heladas.

En cuanto a la tierra debe ser mezclada con arena y turba de modo que el sustrato sea muy ligero y blando.

El abono debe ser anual con mantillo muy descompuesto un mes antes de la floración.

No debe excederse en el riego. De hecho, la cantidad de agua debe ser suficiente para mantener moderadamente el terreno, pero jamás húmedo.

La poda debe realizarse durante un mes cuando la flor se haya marchitado.

Se multiplica por división de bulbos. Pero en cuanto a los trasplantes puede ser muy sensible, por lo que no es muy recomendable.

Es una planta resistente a todo tipo de enfermedades. Sin embargo, en lo que respecta a las aves marinas y los coipos (se comen las bombillas) pueden resultar una amenaza. En lo que se refiere a la pudrición de los bulbos puede ocurrir por aquellos suelos que están mal drenados.

Una planta que habla por si sola, así que si ya tienes ese espacio en el jardín no dudes en elegir este bello ejemplar que dará el toque perfecto ¿La conoces?¿Te gusta? Cuéntanos tu experiencia para seguir compartiendo en esta comunidad de Garden Center Ejea.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta