Naturalización de bulbos

La naturalización es un proceso por el cual los bulbos año tras año brotan en una determinada área que nosotros hemos previsto, y no solo brotan aquellos plantados sino que se van extendiendo y avanzando sobre un área determinada.

Naturalización también significa que hacemos el esfuerzo en mantener nuestros bulbos en una manera lo más parecida a la que podrían tener en un estado natural. O sea imitar a la naturaleza.

Imitando a la naturaleza.

Obviamente los bulbos no nacen en cuadrados perfectos ni en superficies cuadriculadas. Utilicemos un sistema natural y espontaneo en su plantación.

muscaris_web

Simples pasos para plantar bulbos.

Importante plantar el bulbo de forma correcta, particularmente cuando queremos que estos estén en ese sitio por muchos años.

Preparar el agujero lo suficientemente grande, dos veces y media su tamaño.

Mezcla el suelo que has sacado con compost o con un sustrato adecuado y suelto.

Proceda a un abonado de fondo.

Pon en bulbo y riega bien, procede a taparlo adecuadamente.

Utiliza pocas variedades pero muchas unidades de ellas, los bulbos son muy baratos, es mejor plantar 50 narcisos del mismo color que 3 ó 4 variedades de bulbos diferentes.

Plantar bulbos debajo de los árboles.

Muchas plantas no crecen bien debajo de los arboles por dos razones, la competición de las raíces del árbol en sí y la sombra que este produce. Sin embargo si tenemos bulbos que podemos ver crecer debajo de árboles de hoja caduca como campanillas (jacintos de los bosques), narcisos, crocus, y alguno más como el acónito de invierno, la scilla, o el leucojum.

Recuerda una regla básica, el impacto se consigue con una sola variedad, muchas unidades y un solo color.

Evita tulipanes, anemonas, iris o liliums, la sombra del verano los hará desaparecer, no se van a desarrollar.

Plantar bulbos en tu césped.

Evidentemente aquí la especie es el factor más limitante, elige especies muy tempranas, como los crocus, scills, leucojum, o narcisos tempranos.

Levanta una capa de césped, realiza un agujero cavando y removiendo la tierra, aporta sustrato de calidad, deja caer los bulbos y vuelve a poner el tepe encima, dejando el césped al mismo nivel que estaba.

Veras la sorpresa en esos meses de principio de otoño cuando esta todo tan apagado el brote de luz y la sorpresa que nos darán estos bulbos.

Intenta retrasar el pase de cortacésped lo más que puedas para asegurarte que las hojas de los bulbos ya están secas. Cuidado con los tratamientos de herbicidas hasta que los bulbos están completamente durmientes.

Carlos Morales Sebastián.
www.gardencenterejea.com

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta