Nerine Bowdenii también conocida como Azucena de Guernese o Nerina. Pertenece a la familia de las Amaryliadaceae y es originaria de Sudáfrica. Es del género Nerine que se agrupa en unas 30 especies de bulbos perennes que nacen en salientes rocosos y pedregales montañosos.

Nerine Bowdenii bulbosa

Quizás también te pueda interesar: Guía de plantas bulbosas

Características de la Nerine Bowdenii

Esta planta tiene una altura de 50 cm. Las hojas son estrechas, alargadas y canaliculadas. Las flores son de un tono rosa brillante con un trazo más oscuro en medio, ligeramente aromáticas con pétalos rizados. Los estambres sobresalen del centro de la flor. La época de floración es en el otoño y el invierno.

Cuidados de la Nerine Bowdenii

Nerine Bowdenii

Esta planta requiere estar a pleno sol. Pero si el invierno es demasiado frío, es mejor protegerla al interior.

A pesar de su apariencia exótica, puede sobrevivir al frío invernal se si planta al pie de un muro que reciba mucho sol. Aunque en zonas frías es conveniente aplicar una capa gruesa y seca de manto vegetal antes de que llegue el invierno.

Se debe plantar los bulbos al final del verano cuando el suelo este bien drenado a una profundidad de 4 cm. Después su larga latencia, es preciso cuidar el riego porque los bulbos puede pudrirse.

Se pueden plantar muchos bulbos juntos, dejando un espacio entre ellos de unos 20 cm, ya que la agrupación va a favorecer la floración.

Durante la fase de crecimiento: deben recibir una exposición solar plena y un riego abundante.

Durante la etapa de letargo: debe mantenerse a una temperatura templada y sin riego.

Para el abono se debe aplicar una dosis suave de fertilizante nitrogenado líquido y después prolongar dicha aplicación hasta que empiecen a desprenderse las hojas. Con ello se asegura que los bulbos tengan reservas para florecer al siguiente año.

La multiplicación se lleva a cabo por la separación de pequeños bulbos formados, o bien, por semillas directamente en la tierra, cuya floración se llevará a cabo al menos en 4 o 5 años. Además, también puede multiplicarse a partir de semillas, al germinar a una temperatura de 10-13˚C.

Las plantas que provienen de semilleros pueden tardar de 3 a 4 años en poder alcanzar un tamaño adulto. Tan solo deben colocarse en el suelo y presionar un poco para que arraiguen pronto.

Las plagas que pueden atacar a esta planta es el pulgón, las babosas y los caracoles. Así como la botrytis.

Imágenes cortesía de: Craig & Estelle McKay,

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta