La planta del tabaco suele ser cultivada siempre por sus hermosas flores en forma de trompeta. En la actualidad, hay muchos híbridos cuyas flores permanecen abiertas durante el día. Existen aproximadamente 65 especies de plantas anuales o tiernas y perennes herbáceas, que tienen su origen en Australia, Sudamérica y las Indias orientales. Continúa leyendo para conocer los cuidados de la Nicotiana, la planta del tabaco, durante todo el año y el modo de propagación.

nicotiana

Quizás también te pueda interesar: Tipos de suelos en el jardín

Cuidados de la planta del tabaco en primavera y verano

Emplea macetas de 18 cm de diámetro para cultivar tu planta de tabaco, rellenas de compost o de alguna mezcla de una parte de mantillo, dos partes de tierra negra y una parte de arena gruesa. El drenaje es importante; procura aplicar a las macetas trozos de tiesto en el fondo. Esta planta se da muy bien tanto a pleno sol como en la sombra. Riega abundantemente durante la temporada de crecimiento y agrega un fertilizante líquido al agua cada tres semanas, utilizando la mitad de la cantidad aconsejada en la etiqueta. Recorta las flores en mal estado regularmente.

Es probable, que las plantas más altas precisen algún soporte que se encuentra en un lugar desprotegido. Si has plantado Nicotianas altas en macetones grandes, introduce seis cañas de bambú en el compost, cerca de los bordes, rodeándola con un alambre, justo debajo de las flores. Corta con unas tijeras las cañas encima del círculo de alambre.

Cuidados en otoño e invierno

nicotiana1

Algunas plantas de tabaco pueden cultivarse como plantas bienales o perennes, de corta vida, si le proporcionas un sitio resguardado y cálido; caso contrario, lo probable es que se seque en invierno. Si le das la protección de un invernadero, podrás conservarlas perfectamente hasta la siguiente temporada.

Si van a crecer en el exterior, protégelas de alguna manera con una capa de cenizas como turba o capa de mantillo; y envuelve las macetas con sacos cuando se acerque la época de las heladas. Ponlas en una habitación soleada o en una ubicación soleada y riégalas de tarde en tarde, durante los días menos fríos.

El mejor método de propagación de la planta del tabaco es a través de la siembra las semillas en invierno-primavera. Prepara una bandeja de compost especial para semillas humedecido y esparce las semillas sobre la superficie. Mantenlas húmedas y protegidas de la luz, en un propagador,  es una temperatura de 16 °C.

Te recomendamos leer: Leyendas populares sobre las plantas

Cuando las plantas sean grandes, planta en macetas de 8 cm de diámetro, rellenas de compost, manteniendo la temperatura. Trasplanta en macetas definitivas y lleva al exterior en primavera, cuando haya pasado el riesgo de heladas.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta