Nigella damascena también conocida como Arañuela, Ajeluz, Axenuz, Estrella de mar, Manueles, Neguilla común, Amor en la niebla, Demonios de los arbustos o Cabellos de Venus, pertenece a la familia Ranunculaceae, la cual forma parte de 20 especies de plantas anuales procedentes de la cuenca mediterránea (siendo muy conocidas en España) o Oriente Medio (norte de África y suroeste de Asia).

Nigella damascena planta

Quizás también te puede interesar: La Impatiens walleriana da unas flores muy coloridas ¡Descúbrelas!

Características de la Nigella damascena

Planta anual, erecta, glabra, que crece de forma espontánea, ramificada y puede llegar a alcanzar una altura de 40 a 50 cm. Las hojas son alternas, de 1 a 3 pinnatisectas. Las flores delicadas, solitarias, hermafroditas, actinomorfas, pentámeras, de unos 4 cm de diámetro de varios colores que va del azul, amarillo, lila, rosa, blanco y morado (dependiendo la variedad). El fruto es entre capsular y polifolículo. La semilla es trigona, negra y alveolada.

Cuidados de la Nigella damascena

Nigella damascena

Es una planta que se usa en la jardinería por su gran colorido de floración. Las cabezas florales siguen siendo muy decorativas en arriates, o bien, al secarse en arreglos florales.

En cuanto a la luz, es una especie que requiere estar a pleno sol o media sombra para que pueda desarrollarse de manera óptima.

Es resistente al exterior en el verano en zonas cálidas, pero necesita de estar en invernadero en épocas frías para evitar heladas.

El suelo puede ser de cualquier tipo, aunque se desarrolla mejor en el arenoso. Además, debe estar bien drenado.

El riego debe ser moderado para evitar encharcamientos. El abono también debe ser de manera regular.

Lo ideal es sembrar en la primavera. Así que al ser anuales son muy fáciles de cultivar a partir de semillas. Pero cabe mencionar que se autosiembran, por lo que nacen en todas partes. Para poder llevar a cabo un control de ello, se deben quitar las cápsulas de las semillas justo cuando se abren. Las semillas pueden guardarse para el siguiente año.

Son plantas bastante resistentes a plagas y enfermedades, pero para evitar problemas a futuro es importante no tener resecas las hojas.

Una flor que donde se le mire luce espectacular. Además, al autosembrarse sus cuidados se reducen al mínimo. Así que considera esta planta y arma un colorido jardín para dar ese toque único, o bien, mantén en un lindo contenedor con varias flores cortadas para que nunca pase desapercibida ¿Sabías de ella?¿Te gustó?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta