Cuando tienes un jardín lo primero que viene a la mente son miles de ideas para que siempre luzca espectacular. En este sentido, está la elección de las plantas idóneas (según el clima), la instalación de un riego adecuado, unas macetas lindas y unos muebles funcionales. Pero cuando llega el momento de elegir un cercado o valla para ocultar o delimitar el espacio, puede haber dudas. Así que para ello, he aquí los elementos que podrían hacer la función.

Delimitar ocultar jardín

No dejes de leer: Todo acerca de las borduras para el jardín

Elementos para delimitar el jardín

El propósito de esta malla es que no se vea como tal para que quede como un elemento más de la decoración. A este respecto, existe una gran variedad de mallas para que elijas aquella de se adapte a tus necesidades. La mayoría de ellas son artificiales, pero existen casos naturales como el brezo, cuyo origen es orgánico.

El brazo natural es una gran alternativa de ocultación. Quizás, sea una excelente opción para dar una apariencia única y armoniosa en el jardín. Y a pesar de ser una malla natural,  requiere de pocos cuidados. Incluso también se encuentra el bambú pelado, el bambú entero, el helecho natural, la caña entera, la caña partida y el mimbre.

Las celosías de PVC, siendo una mezcla de resistencia, calidad y versatilidad. Son una especie de enrejado de infinidad de formas y colores. Incluso proporciona una apariencia rústica. Pueden colocarse adyacente a muros o en los laterales de patios o terrazas, son económicas y de gran durabilidad (ante las inclemencias del tiempo como viento y luvia). Son de fácil mantenimiento, basta con aplicar pintura para exterior en aquellas zonas más desgastadas.

Delimitar jardín

Los cañizos de PVC dan una apariencia natural que pasa desapercibida en cualquier situación. Existen una amplia variedad de colores, ofreciendo resistencia y durabilidad.

El seto artificial es para aquellas personas despreocupadas del mantenimiento. Da una apariencia natural, ya que imita bien los ambientes naturales. Además, habría que olvidar el riego, la poda, la limpieza, etcétera.

Así que solo basta elegir el elemento de ocultación que más te guste. Tan solo toma en cuenta tus necesidades y el tiempo que podrás dedicarle a su mantenimiento para que permanezca bello y en buen estado. Recuerda que también formará parte del jardín. Pero si ya cuentas con ese elemento que delimita tu espacio verde, cuéntanos cuál es y cómo te ha funcionado para que con ello se opte por la mejor.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta