Ojo de poeta (Thunbergia alata) mejor conocida como Susana de ojos negros, Tunbergia, Ojo morado, Anteojo de poeta, Ojo de venus y Ojitos negros es una planta originaria del Sur de África. Pertenece a la familia Acanthaceae, la cual puede ser una planta perenne si el clima es suave, o bien, anual si el clima es más riguroso en el invierno.

Ojo de poeta planta

Quizás también te pueda interesar: Plantas ideales para muros verdes

Características Ojo de poeta

Planta trepadora, la cual se emplea a la hora de aportar color y belleza, gracias a su floración suele estar presente a mediados de la primavera hasta el otoño. Los ejemplares de esta especie pueden vivir más de 2 años y superar los 2 metros de altura. Los tallos crecen formando espiras, mientras que las hojas son sagitadas, opuestas con un borde ligeramente dentado. Las flores son grandes, en forma de tubo recurvado con pétalos color naranja, pero existen cultivares blancos, amarillos y azules.

Cuidados de Ojo de poeta

Ojo de poeta

La planta puede emplearse para cubrir celosías o pérgolas, haciendo que los tallos se enrosquen en espalderas o tutores que los guíen. Pueden cultivarse como planta colgante en macetas para terrazas y balcones, sobre todo en zonas donde no se registran temperaturas inferiores a los 5˚C.

Además, esta planta debe ubicarse en un lugar con buena iluminación natural, por lo que debe evitarse la exposición directa al sol durante el verano. Incluso puede crecer bien en sitios con semisombra ligera.

El suelo debe ser fresco, neutro, rico y bien drenado, con la incorporación de arena y materia orgánica para un crecimiento óptimo.

El riego debe ser moderado todo el año, incrementado un poco el flujo durante el período correspondiente a la floración, considerando evitar encharcamientos.

En lo que respecta al abonado, es primordial que se alimente con un fertilizante natural cada dos semanas en la época que florece.

Además, puede multiplicarse por esquejes en el otoño o a partir de semillas sembradas en pequeños contenedores con turba a mediados o finales del invierno, donde germinarán entre 15 a 20 días con una temperatura de 18˚C. A inicios de la primavera se podrán trasplantar en su lugar definitivo.

Así que si no conocías nada acerca de esta planta, intenta tenerla en el jardín, verás que esas flores van a dar ese toque único al lugar. Ahora que si ya tienes la experiencia de haberla cultivado, no dudes en contarnos tu experiencia.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí