Recién has descubierto que tus plantas están mordidas y pensabas que era por los pulgones, pero resulta que es por la presencia de las langostas. Estos animales tienen un aparato bucal masticador y se alimentan de plantas. Es en el otoño cuando la langosta hembra coloca sus huevos y para la primera nacen sus crías. Sin embargo, al ser adultas vuelan y se reproducen, llegando a devastar grandes áreas de jardín. Así que es momento de aprender a eliminarlas desde ya.

Langostas

No dejes de leer: Tratamiento natural para acabar con pulgones y cochinillas

Cómo deshacerte de las langostas

Si la zona donde se quiere acabar con esta plaga no es muy grande, se puede quitar con la mano y listo (pero no es una tarea fácil). Lo que se necesita es ubicar a la hembra, ya que puede poner alrededor de 200 huevos, lo que da como resultado un espacio verde en peligro.

Dentro de las opciones más eficaces es la de eliminar las langostas de las plantas al fumigar con insecticida. Existen muchos productos en el mercado y cada uno con sus especificaciones. Por lo regular, es un producto que se debe aplicar una vez por semana para eliminar las langostas y cada 4 semanas volver a usar de modo preventivo.

También hay repelentes a base de ajo que son excelentes. Se puede aplicar el producto sobre la planta y a sus alrededores para poder repeler y no las mata, sino que su sabor los hace nada agradable y terminan buscando por otro lado. Al acudir a un lugar especializado podrán decirte cuál es el mejor, dependiendo tu zona.

Langostas plantas

Otra opción es ir a favor de la naturaleza. El ciclo biológico de los seres vivos, la subsistencia y comerse unos a otros para poder sobrevivir. Así que solo se requiere incrementar los depredadores naturales para controlar las langostas. Siendo los patos y las gallinas su comida favorita.

Una gran alternativa para controlar el ataque de las langostas son los remedios caseros. Los tratamientos naturales no dañan el medio ambiente y puedes hacerlos tú mismo. 

Tratamiento 1

Para este remedio puedes usar ajo , cebolla o chile (previamente molido). Tan solo bate una buena dosis del ingrediente en un litro de agua para obtener una solución concentrada, filtra y esparce en el espacio verde.

Tratamiento 2

Para este remedio mezcla 125 g de semillas molidas de Melia con 500 ml de agua hasta homogeneizar. Deja reposar durante 8 horas. Transcurrido el tiempo, filtra y aplica en la planta. Es importante considerar que se debe poner en la mañana o al atardecer y hacerlo con precaución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí