Opuntia brasiliensis también conocida como Cactus, Higuera chumba, Higuera de pala, Cactos, Higuera de tuna, Chumbera o Nopalito. Tiene numerosas especies, sin embargo este género se diferencia, ya que presenta tronco y copa definidos (como si fuese un árbol). Pertenece a la familia Cactaceae y tiene su origen en Paraguay, Bolivia, Uruguay, Brasil y Perú.

Opuntia brasiliensis cactus

Quizás también te pueda interesar: Lithops, cactus similar a una piedra

Características del Opuntia brasiliensis

Es un cactus de porte arbustivo con ramas aplanadas de color verde claro y espinas muy afiladas, el cual puede alcanzar una altura de 5 m. Posee tallos cilíndricos que sostienen ramificaciones a base de segmentos ovales, aplanados y espinosos. Las flores son diurnas de color amarillo, de hasta 6 cm de diámetro en forma de platillo. El fruto es de diversos colores y formas, mide unos 4 cm de diámetro, esférico y cuenta con aréolas dotadas de espinas cortas, el cual llega a tener hasta 5 semillas.

Cuidados del Opuntia brasiliensis

Opuntia brasiliensis

La Opuntia brasiliensis crece mejor en suelos arenosos, semifértiles y bien drenados, aunque precisa de abonos ricos en materia orgánica durante la primavera y el verano.

Es sensible al frío y a las heladas, por lo que en climas fríos debe cultivarse en invernadero. Es resistente al calor y la sequía. La temperatura ideal para que pueda crecer vigorosa es entre los 10 y 20˚C.

El riego ha de ser frecuente en comparación con otras plantas similares, aunque en el invierno se debe regar mensualmente.

La poda debe ser de mantenimiento para poder eliminar los segmentos dañados.

De los problemas más recurrentes es un exceso de riego que puede provocarles podredumbre en los tallos y la planta entera. Mientras que la plaga más importante es la cochinilla algodonosa, ya que se instala en la planta y a veces es difícil de detectar, ya que se confunde con las matas de púas. Además, es preciso tener cuidado con los caracoles en el exterior.

La multiplicación es por medio de esqueje de segmentos o fragmentos de tallos separados de la planta madre. Incluso es posible la reproducción por semillas en la primavera, la cual debe remojarse antes de la siembra.

Sin duda una belleza de cactus, que al ser de pocos cuidados bien podría ser el marco perfecto para ese espacio verde. Así que si aún no te decides por las plantas que van a embellecer el jardín, este ejemplar se hace presente ¿Qué te parece?¿Algunas vez escuchaste de él?

Imágenes cortesía de: Quentin, achrntatrps,

No hay comentarios

Dejar una respuesta