El ovoscopio es un instrumento que se basa en la translucidez de la cáscara del huevo para saber si está o no fertilizado, dependiendo la estructura interna del mismo. Esto se hace unos días después de que el huevo ha sido incubado. Así que por ello valdría la pena saber cómo hacer esta herramienta para tenerla siempre a la mano.

Ovoscopio casero

No dejes de leer: Enfermedades más frecuentes en los peces

Cómo hacer un ovoscopio

Material

  • Bombilla 40 watts
  • Tela
  • Caja de madera o de plástico
  • Tijeras o perforadora

Elaboración

  1. El ovoscopio deberá tener el tamaño adecuado para que el huevo quede bien sin que se estropee. Así que la caja será amplia.
  2. Después a la bombilla se le pondrá un interruptor de apagado y encendido, la cual estará dentro de la caja.
  3. En la parte superior de la caja se le hará un agujero justo con el tamaño del huevo. Pero sin que este caiga.
  4. Luego coloca un trozo de tela en el orificio para que el huevo se asiente ahí.
  5. Una vez listo, pon el huevo en posición vertical de modo que el foco proyecte en el mismo.
  6. Ahora solo resta ver las venas y la sangre que indica que el huevo está bueno. Si esto no es así, lo mejor será devolverlo al nido y dejar que se incube tranquilamente.

Razones para el uso del ovoscopio

Huevo embirón

  • Porcentaje óptimo de pollos viables.
  • Detección temprana de problemas en las granjas reproductoras durante su manejo.
  • Impacto positivo sobre la calidad del pollo y la incubación.
  • Reducción del desperdicio en la incubadora.

Consejos

  • No es bueno pasar por el ovoscopio al huevo en los últimos días, ya que se puede interrumpir el movimiento del embrion.
  • Cuando se pasa el huevo por el instrumento en los primeros días, los lugares que están vacíos en la bandeja incubadora deberán moverse con los huevos restantes hacia atrás para crear filas completas.
  • Es preciso registrar el número de claros y considerar su revisión en una muestra representativa.

Así que es importante tener un ovoscopio para poder determinar el número de huevos infertiles y los huevos con embrión. Por lo que no eches en saco roto todo esto y haz el tuyo. Ahora que si ya lo tienes, no dudes en comentarnos cómo lo realizaste para elegir el que mejor convenga según las necesidades de cada uno. Verás que no te vas a arrepentir y serán de gran ayuda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí