Las semillas son los óvulos maduros de las plantas gimnosperma y angiosperma, y es a partir de ahí que se va a desarrollar una nueva planta. Mediante la proliferación de la semilla se podrá propagar las plantas.

partes-semilla

Quizás también te pueda interesar: Plantar semillas con los niños puede ser todo un gesto de humildad

El objetivo y función de la semilla es dar una nueva planta, siempre y cuando se tengan  las condiciones adecuadas que aseguren la continuidad de la futura planta.

Estructura de la semilla

  • Embrión: es la planta muy diminuta contenida en la semilla. Se encuentra en estado de letargo. El embrión está formado por 4 partes (plúmula, hipocotilo, radícula y cotiledón).

Radícula- es la primera raíz que tiene el embrión. A partir de esa raíz se van a desarrollar raíces secundarias y pelillos para mejorar la absorción de nutrientes.

Plúmula- es la yema que se encuentra en el lado opuesto a la radícula

Hipocotilo- es el espacio entre la radícula y la plúmula. Esta parte se va a convertir en el tallo.

Cotiledón- es la primera hoja del embrión de la planta fanerógama. Según el cotiledón que tenga la semilla se divide en monocotiledóneas, que tendrán una hoja. Mientras que las dicotiledóneas desarrollan dos cotiledones.

  • Endospermo: también conocido como albumen. Es la reserva de alimento que tiene la semilla, normalmente almidón.
  • Epispermo: es la capa exterior. La gimnosperma está formada por una sola capa llamada testa. Mientras que las angiospermas está conformada por 2 capas, la testa y el tegumen que está debajo.

Proceso de germinación

La germinación de la semilla se podrá llevar a cabo cuando las condiciones sean las más propicias para asegurar la supervivencia. Por tanto, la semilla está en estado de letargo hasta que comience el proceso que dará una nueva planta. Lo importante para la semilla es la humedad y la temperatura, por lo que la luz no es necesaria para este proceso.

En el proceso de germinación de la semilla primero sale la radícula que se introducirá a la tierra y va a empezar a desarrollarse, convirtiéndose en las raíces de la planta. Los cotiledones se van a abrir y por debajo de éstos se van a desarrollar el hipocotilo, que será el tallo. Luego los cotiledones se van a marchitar y brotará del tallo nuevas hojas. En ocasiones los cotiledones permanecen por debajo del nivel de la tierra. Mientras que en otras ocasiones éstos permanecen por encima de la tierra.

No hay comentarios

Dejar una respuesta