El conocimiento de las partes y funciones de las plantas le permitirá al aficionado crear las condiciones que estas mismas precisan para desarrollarse adecuadamente, comprendiendo la importancia de la excreción, la respiración, los movimientos y la sensibilidad.

partes-y-funciones-de-las-plantas

5 partes y funciones de las plantas

  • Hojas: apéndice del tallo que realiza funciones para la nutrición. A través de las hojas, la planta respira, transpira el exceso de agua y realiza la fotosíntesis.
  • Flores: cumple una función fundamental en la vida de las plantas, ya que asegura la reproducción luego de la fecundación.
  • Frutos: es la parte de la flor que se desarrolla luego de la fecundación; guarda y protege las semillas.
  • Tallos: sostiene las hojas, flores y frutos. Es el órgano de circulación de las sustancias que se absorben por la raíz y los nutrientes elaborados en las hojas.
  • Raíz: las raíces fijan la planta al suelo. Absorbe el agua y las sustancias minerales que los vegetales precisan para nutrirse y crecer.

Raíces que se originan al germinar la semilla

La raíz que se origina al germinar la semilla se llama primaria; cuando continúa su desarrollo se denomina principal y de ellas se separan varias raíces laterales o secundarias. La raíz pivotante es el eje principal que se destaca de las raíces secundarias mientras que la raíz fibrosa alcanza un desarrollo similar y es muy numerosa.

La raíz que se engrosa por el almacenamiento de sustancias de reserva, se llama tuberosa y las plantas que cuentan con este tipo de raíces pueden llegar a soportar épocas adversas y crecer cuando las condiciones vuelven a ser propicias. La raíz tuberosa genera una planta nueva solamente cuando lleva adherida una sección de tallo con su yema correspondiente.

¿Cómo trasplantar las especies de follaje persistente?

El daño causado en las raíces durante el trasplante puede afectar al crecimiento de las plantas de follaje persistente; asimismo produce un desequilibrio marcado entre el agua que la planta pierde a través de la transpiración y que puede absorber por sus raíces perjudicadas. Por esta razón, el trasplante de las especies que mantienen el follaje debe efectuarse en otoño o en invierno cuando la transpiración disminuye considerablemente.

Adaptación al medio

Una de las funciones típicas de la raíz es la fijación de la planta y la absorción del agua y nutrientes. Las plantas que se desarrollan en zonas desérticas pueden presentar raíces ramificadas y cercanas a la superficie para aprovechar la humedad generada por el rocío y las precipitaciones escasas. Algunas especies, que no llegan a ser árboles, pueden desarrollar raíces a grandes profundidades y en algunos casos alcanzan la zona de napas de agua subterránea. Por lo general, el crecimiento de la parte aérea de las plantas es producida como respuesta del progreso de sus raíces.

Espero que te haya servido esta información sobre las partes y funciones de las plantas y que nos ayudes a difundir el post en las redes sociales.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta