El bulbo de azafrán o Crocus Sativus es una planta aromática nativa de Asia Menor que pertenece la familia de las Iridáceas. La importancia comercial de esta planta se convierte en un componente apreciado en la mayoría de platos de todo el mundo.

Así que si tienes un espacio considerable en el jardín, aquí te contamos el paso a paso de los cuidados del azafrán para que tengas la dicha de ver su desarrollo en todo momento.

Cuidados-azafrán

Características del Crocus Sativus

Las características principales del Crocus Sativus son:

Azafrán-cuidados
  • Esta planta se origina de un bulbo carnoso de color blancuzco que está recubierto por unas membranas pardo-rojizas.
  • Las hojas aparecen después de la floración, a finales del otoño o el invierno y persisten hasta la primavera.
  • Cada azafrán contiene de entre 4 a 10 hojas acaulinares, envainadas, largas, estrechas y de color verde oscuro. Se caracteriza por una línea longitudinal blanca en el medio.
  • Las flores son solitarias y terminales, de color violáceo y constituida por 6 pétalos soldados, 3 estambres y un estilo terminado en 3 estigmas rojo- anaranjado.
  • El fruto es una cápsula trilocular. Al ser triploide, es estéril. 

Conoce los cuidados del azafrán

Los Crocus Sativus son plantas bulbosas relativamente sencillas de cuidar, sólo hay que tener cuidado con algunos detalles para tener una preciosa floración. Recuerda lo siguiente:

  • Clima idóneo. El azafrán es una planta rústica capaz de adaptarse a diferentes temperaturas y altitudes, que va desde los -15°C hasta los 40 °C. 
  • Factores del suelo. No obstante, para cultivar el azafrán prefiere tierra suelta con un buen contenido de calcio y bien drenado, evitando encharcamientos dado que no prosperan muy bien en sitios húmedos y anegados. La vegetación de la planta incrementa en un suelo fértil, pero disminuye la producción de flores.
  • Floración. Los crocus florecen en invierno y primavera y, suelen colocarse en rocallas o bordes para crear manchas de color en el césped, en el sotobosque e incluso en macetas para terrazas o balcones.
  • Abonado y riego. El abonado suele aplicarse en las labores de volteo de la tierra. Se aplica materia orgánica bien descompuesta como compost o estiércol y se distribuye de manera equitativa dentro del marco donde queremos plantar el azafrán.
Cuidar-azafrán

El azafrán es una planta que está habituada a climas cálidos donde no sobra el agua. Por lo que los riegos deben de ser con poca frecuencia, pero gran cantidad. El riego localizado aumenta el rendimiento de los estigmas.

  • Poda. En octubre, unos días antes de la floración, lo ideal es dar una ligera poda para mover la costra de la superficie y permitir que la floración de la planta se lleve a cabo sin problema.
Azafrán-planta-cuidados

También se recomienda que en el mes de septiembre se realice una poda superficial entre los surcos, con la finalidad de quebrar la costra y eliminar las malas hierbas.

Luego de 10 días después de la recolección de la flor del primer año, es conveniente llevar a cabo otra poda superficial.

  • Propagación del azafrán. El azafrán que se utiliza como colorante y especia es una planta estéril, que solamente se produce vegetativamente, por bulbos. Los bulbos se extraen del cultivo de azafrán, a los 3 o 4 años.

En caso de tener bulbos, se dividen los bulbos del año pasado y se secan al sol. Luego de la cuarta floración, extrae los bulbos en invierno y  elige los mejores para la plantación nueva.

  • Cosecha. Las flores aparecen por lo regular a principio de octubre. Existen dos métodos de cosecha posible:

En el caso de un número pequeño de flores, se puede dejar la flor en el sitio y extraer los tres filamentos rojos del pistilo con unas pinzas. Esta operación se le conoce como escamonda.

Para grandes cantidades de flores, vale la pena recogerlas tan pronto como estén abiertas y después recuperar los pistilos.

Cosechar-azafrán

Los estigmas de las flores deben cosecharse en otoño, tostados con un cedazo cerca del fuego a una temperatura de 50 °C para que adquieran color y aroma.

Las hebras de azafrán tostadas y frías, tendrán que guardarse en un sitio seco y utilizarse como condimento y aromatizantes en la cocina.

El cedazo es un instrumento que se utiliza para cernir y que está compuesto por un aro al cual se le asegura un tejido agujereado o una malla metálica parar tamizar la harina.

  • Enfermedades y plagas. Son plantas muy resistentes y de fácil cultivo, pero pueden presentar problemas de plagas y enfermedades como caries del azafrán o podredumbre, el moho del azafrán y los nematodos. También las ratas, los conejos y las liebres pueden alimentarse de los bulbos y dañar la plantación.

Así que considera cada aspecto para cuidar el azafrán, ya que aunque no es un proceso fácil bien vale la pena. Además, habría que considerar cómo plantar bulbos en otoño para tener otras opciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí