El pensamiento es un híbrido derivado de la Viola tricolor, la cual se emplea para ornamentar jardines por su máxima resistencia. También se le conoce como Trinitaria o Pensamientos y pertenece a la familia de las Violáceas, dentro del género de las violetas. Es originaria de Inglaterra.

pensamiento-flor-invierno

Quizás también te pueda interesar: Flores de frío en Invierno

Características del Pensamiento

pensamiento

Es una planta semiperenne que suele tener una altura de entre 15 y 30 cm. A partir del otoño produce flores de pétalos aterciopelados con una amplia gama de colores que incluyen el amarillo, rojo, violeta, dorado, azul con otras tonalidades. Mientras que las hojas son simples de forma de corazón y margen dentado.

Cuidados del Pensamiento

Por lo general, mantienen brillante la floración durante toda la temporada fría e incluso hasta la entrada de la primavera, perdiéndola en el verano cuando las matas toman un color amarillo.

El pensamiento tan solo precisa ciertos cuidados como el ser cultivado en suelos ricos en nutrientes, lo que va a ayudar a mejorar el crecimiento y floración con una buena exposición a la luz natural.

Se recomienda que el sustrato en el que se encuentra esté húmedo con un riego profundo por semana. Aunque se debe evitar mojar las hojas y las flores, al igual que impedir los encharcamientos de agua, ya que propicia la aparición de hongos y pudrición de tallos y raíces.

La época idónea para plantar pensamientos es en el otoño, siendo necesario hacerlo con tierra nueva para asegurar un desarrollo vigoroso. Además, se debe incorporar abono para plantas.

pensamiento-flor

Lo mejor para que crezcan perfectas es podándolas. Para ello se debe cortar la parte del tallo más baja para poder disfrutar su color el siguiente invierno.

La multiplicación es por división de las macollas, o bien, por semillas.

Con respecto a las plagas y enfermedades que pueden afectar directamente con el crecimiento y supervivencia de esta flor, se destacan las larvas de los mosquitos de las violetas, los diplópodos o milpiés, los pulgones y los hongos.

Así que para combatir a estas amenazas se puede recurrir a insecticidas caseros. Con respecto a los hongos el más común es el oídio, el cual se manifiesta por poner las hojas y tallos de un color blancuzco.

Así que esta bella flor es ideal para el invierno, época en la que la mayoría de plantas no tiene flores, por lo que el Pensamiento da nota de su gran colorido.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta