Pequeños gigantes.

Si bien existen varias técnicas y maneras de conformar los comúnmente denominados Bonsái detallaremos la manera más sencilla de comenzar a crear esta verdadera obra de arte con nuestras plantas.
En primer lugar debemos destacar que cualquier árbol puede convertirse en un bonsái inclusos los frutales que de manera increíble también entregan frutos en relación al su tamaño, este es un arte oriental muy antiguo y busca antes que nada formar el espíritu y la perseverancia además de conformar una obra de arte.
Se basa en la practica de crear árboles pigmeos de una belleza increíble imagine tener un hermoso naranjo en miniatura entregando frutos en su propia casa y dentro de una maseta sin duda es todo un espectáculo digno de apreciar.
Como argumentamos anteriormente cualquier árbol puede ser un bonsái aunque algunos son más aptos para la tarea gracias a sus condiciones naturales y otros sencillamente más hermosos.
El arte consiste como comentamos anteriormente en alterar el crecimiento natural de la planta generando con esto una anomalía en el tamaño real que el árbol puede conseguir.

Seleccionando la planta.

Si desea embarcarse en este minucioso y milenario arte necesitara de una planta, en consecuencia en el vivero mas cercano podrá encontrar varios tipos de plantas que con el correcto asesoramiento puede identificar como mas aptas o menos aptas para la tarea.
Aunque para comenzar le recomendare el ligustrum, el mismo es resistente a los transplantes y además podrá darle forma de manera mas sencilla que con otras especies.
Es importante que a la hora de su elección verifique los brotes y las futuras ramificaciones así como el estado de la raíz, una planta enferma o demasiado pequeña no podrán soportar el proceso.

El suelo

El suelo de nuestro bonsái en un principio deberá caracterizarse por ser sumamente fértil, selecciona una bella maceta le recomiendo en principio una grande la cual permitirá drenar el agua con mayor facilidad y coloque en la misma un 70 % de tierra y el restante de compost.

Procedimiento.

Es importante que respete la fecha de la planta para su transplante esto no quiere decir que un transplante fuera de fecha no sea exitoso pero corre riesgos innecesarios, retire la planta de su recipiente y separe sus raíces a continuación notara que la raíz de la misma cuenta con ramificaciones principales de las cuales surgen otras mas pequeñas, corte con cuidado una tercera parte de las mismas sin dañarla drásticamente y procesa al transplante cuidando delicadamente que las raíces se encuentren bien separadas, este proceso lo deberá repetir una vez al año, a continuación tomando algún elemento rígido intente formar el tronco de su planta con la forma que desea y procesa a una minuciosa poda verificando que la misma genere la forma definitiva de su bonsái, la comúnmente denominada nube.

Cuidados

Los cuidados para este tipo de plantas son extremos de ahí que la creación de un hermoso bonsái es la tarea de años por no decir de toda una vida, riéguelo consecuentemente genere los periodos de sombra y sol que la especie necesite no practique podas en exceso solo las estrictamente necesarias y corteje su correcto crecimiento día a día, recuerde que esto es un arte y no una simple manera de plantar.
Espero que considera la posibilidad de crear su propio bonsái en la red encontrara mas información libros y hasta videos que le demuestran las maneras mas practicas de comenzar con esta tarea que realmente da sus frutos cuando nuestro ojos no paran de contemplar la belleza de la naturaleza.

Buxus

Por Pablo Morales
para Garden Center Ejea

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí