En ciertos casos, las escaleras no son suficientes para poder llegar a algunas ramas altas. Es por ello, que existen las pértigas de poda, siendo un accesorio para cortar ramas altas de setos y arbustos, podar árboles frutales y ornamentales.

Pértigas-de-poda-jardín

Tipos de pértigas de poda

Este tipo de herramienta de jardinería permite despoblar las copas de los árboles y aquellas zonas donde hay demasiada frondosidad, sin tener que recurrir a otros instrumentos.

Pértiga telescópica

La pértiga telescópica es ideal para podar ramas de árboles y arbustos de hasta 3,2 cm de diámetro. Hay unas que tienen un mango de aluminio ajustable antideslizante y con un cabezal rotatorio para posibilitar el corte de ramas en todas direcciones. Puede contar con un sistema de cable interno para una máxima potencia de corte.

Serrucho de poda de pértiga

Esta herramienta cuenta con un mango telescópico extensible y con un serrucho en la punta que corta todo tipo de ramas, incluso las más gruesas. Pueden tener una barra que se extiende entre longitudes, con mango ajustable de aluminio forrado con goma y con una funda protectora para cubrirla del triple afilado.

Tijeras de podar telescópicas

Estas pértigas telescópicas tienen una barra extensible de entre 1,5 y 2,5 m, lo que facilita el acceso en arbustos y árboles de gran tamaño. En la punta posee una sierra de 35 cm de largo con un diseño curvado desmontable, o bien, una hoja de corte accionada por una cuerda desde la base que se utiliza para ramas pequeñas (cabezal para sierra u hoja de corte).

Tipos-de-pértigas-de-poda

Corta ramas de pértiga

Esta herramienta corta ramas y cuenta con dos cuchillas tipo tijera con afilado de precisión y recubrimiento antiadherente, lo que se ajusta a una forma más fácil de poder cortar maderas finas o gruesas. Cuenta con una empuñadura ergonómica y antideslizante.

Motosierra telescópica

Esta motosierra telescópica cuenta con una extensión que permite una longitud de uso entre 2 y 3 m y, con un alcance de hasta 4,5 m por encima de la cabeza.

Funciona mediante una batería de litio con una potencia de 18 V, algunas incluyen un cargador que proporciona una duración de al menos 4 horas.

La empuñadura antideslizante da un mayor control y comodidad, aunque su peso puede ser considerable.

Motivos para elegir una pértiga de poda

Existen varios aspectos que nos ofrece este tipo de herramientas y que no puedes encontrar en otras como por ejemplo:

  • No requiere mucha fuerza para cortar las ramas que están elevadas. Con una ligera aplicación podrás podar las ramas.
  • No necesitan cables, aunque siempre puedes encontrar la que se adapte mejor a tus necesidades.
  • Ofrecen soluciones para cortar o serrar, dependiendo de lo que estés buscando.
  • Es mejor que algunas sierras eléctricas, ya que con el uso de escaleras puede llegar a ser peligroso.

Aspectos a considerar para comprar una pértiga de poda

Los aspectos que se deben revisar antes de comprar una pértiga son: 

  • Dimensiones de la barra. Las barras pueden ser fijas o extensibles. Las fijas no se puede modificar el tamaño y sólo se utilizan a una altura determinada. Por lo regular miden de entre 1,5 y 2,5 metros. Mientras que las extensibles o telescópicas tienen la ventaja de que permiten modificar la longitud y trabajar en diferentes alturas. En algunos casos llegan a medir hasta los 5 m.
  • Tipo de cabezal. El cabezal puede ser de una sierra u hoja de corte. Las sierras funciona como un serrucho y son ideales para ramas grandes en madera seca resistente. La desventaja es que pueden llegar a ser un poco incómodas. Las hojas de corte funcionan como una tijera y realizan un corte seco. Son más prácticas y se recomiendan para ramas finas y verdes. La ventaja es que facilita la regeneración de los árboles y las plantas. En cuanto al material, las cuchillas pueden ser de acero inoxidable, las cuales son más resistentes y estables. Otra opción son las de aluminio con un tratamiento anti adherente, las cuales soportan también la corrosión.
  • Comodidad del mango. Es importante elegir la pértiga que sea cómoda y fácil de manejar. Para ello habría que buscar una con mango ergonómico y empuñadura antideslizante para que pueda sujetarse con precisión. Para mayor seguridad existen modelos con sistema de bloqueo.
  • Peso. Para facilitar el trabajo Lo ideal es optar por una pértiga ligera que puedas controlar con sencillez sin fatigarte. Ten en cuenta que deberá sostenerse en alto por un período prolongado. Así que lo ideal es que pese menos de 2,5 kilos.
Pértigas-poda

Así que si quieres mantener tus plantas, árboles y setos del jardín con una forma adecuada, no dejes de probar las pértigas de poda.

Recuerda que es un utensilio que va a facilitar el trabajo, pero sobre todo te sentirás seguro al realizar la labor, minimizando riesgos de accidentes que podrían tener fatales consecuencias. Aunque no está demás que conozcas las herramientas de poda para que siempre uses la adecuada, según el tipo de tarea a realizar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí