Pinus nigra también llamado Pino negral, Pino laricio, Pino gargallo, Pino salgareño o Pinassa. Pertenece a la familia de las coníferas (Pinaceae). Su origen se encuentra en el centro y sur de Europa.

Pinus nigra árbol

Quizás también te pueda servir: Acer Rubrum, árbol con un gran espectáculo de color para cualquier jardín

Características del Pinus nigra

Árbol siempreverde de una altura de 30 m pudiendo llegar a los 50 m, mientras que de ancho puede alcanzar los 8 m. El tronco suele ser recto, rugoso, de color gris marrón o marrón oscuro. Las acículas están dispuestas en pares, gruesas, flexibles, rígidas con el ápice agudo, de color verde oscuro. Las flores son monoicas. Las flores masculinas miden hasta los 7 mm de grueso, aovado, de color amarillo. Las flores femeninas son ovales de unos 15 mm, erectas, largas, solitarias y verticiladas en los extremos de las ramillas. Florece en la primavera con abundantes piñas cada 4 o 5 años. Las piñas son sentadas, simétricas, de un tamaño (de entre 4 a 8 cm).

Cuidados del Pinus nigra

Pinus nigra

Árbol de media sombra, capaz de soportar la sequía y los fríos invernales. Exige una moderada pluviosidad.

Se da en suelos básicos, profundos con precipitaciones medias a bajas. La parte subterránea crece con vigor en soportes de textura arenosa, franca o arcillosa.

El riego debe ser el adecuado para mantener un nivel de humedad en el suelo constante, teniendo en cuenta todos los factores climáticos.

El abono debe ser a principios de la primavera y finales del verano a otoño.

La poda debe realizarse al mismo tiempo que el trasplante y la reducción de la copa.

El trasplante es cada 2 a 3 años en aquellos ejemplares más jóvenes y cada 35 años en los que son adultos.

Es un árbol que puede ser susceptible a una gran cantidad de hongos, los cuales aprovechan la pudrición de su madera para poder atacar. Dentro de los que se destacan están el Cenangium ferruginosum, el Fomes annosus, el Fomes pini, la Armillaria mellea, el Fomes pinicola y el Lophodermium pinastri

Usos

Su madera es muy resistente a la putrefacción. Por lo que se ha empleado en la construcción de barcos o embarcaciones de vela.

No hay duda que es un árbol de gran porte, que al ser resistente y de pocos cuidados bien podría estar en ese jardín o espacio verde, siempre y cuando cuente con las dimensiones adecuadas para que pueda crecer vigoroso y lleno de vida ¿Qué te parece?¿Lo has visto?

Imágenes cortesía de: S. Rae, Andrey Zharkikh

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta