La llegada del frío indica un tiempo de descanso del jardín, ya que por lo regular las plantas precisan menos irrigación y muchos insectos han terminado la fase de destrucción vegetal en los ciclos de vida. Sin embargo, unas plagas pueden resistir tras esas temperaturas bajas. Así que convendría saber cuáles son.

plagas-resistir-frio

Quizás también te pueda interesar: Insectos devastadores o plagas típicas del invierno

Plagas que pueden resistir el frío

Gusanos de césped

Las zonas marrones del césped pueden indicar la presencia de gusanos que están haciendo un festín en las raíces. Para saber si son esos indeseables inquilinos, se tendría que quitar un poco del césped. Si sale fácilmente sin raíces es punto clave para encontrar larvas. Por lo que habría que controlar esa plaga, ya que en la primavera continuarán con la destrucción.

Chinche marrón marmolada

Las chinches comienzan su búsqueda en cuarteles de invierno, sobre todo esperan pasar la temporada en huecos de los muros del hogar. Si se tuvo la presencia de esta plaga el año pasado, dejan cierto químico invisible para que sus camaradas lleguen al acecho. Algunos indicadores de las chinches hediondas son manchas marrones o circulares en alimentos como frutos de baya, varias hortalizas y plantas ornamentales.

plagas-resistir

 

Gusano telarañero de otoño

Estos gusanos se congregan en la punta de las ramas de los árboles, haciendo girar las telas de las telarañas. Los gusanos se alimentan en el interior del capullo, incrementado el volumen cuando crecen. No es común que un gusano de alimente de todas las hojas de un árbol, sin embargo puede suceder con los más jóvenes. Entre los árboles que puede ocasionar un impacto están la pacana, la morera, el olmo, el estoraque, el sauce, el tilo, el roble, así como árboles frutales.

Babosas y caracoles

Las babosas y los caracoles dejan hasta un 60% de sus huevos en el otoño. Con la llegada de las lluvias otoñales indica que es el momento idóneo para depositar los huevos. La incubación de las crías dura alrededor de 10 a 21 días, maduran en 40 días más y sobreviven al invierno para alimentarse a principios de la primavera. Para poder hacerle frente a esta plaga es muy fácil, ya que suelen dejar un rastro de mucosidad sobre las superficies. En las plantas maduras pueden haber indicios de hojas carcomidas y las plántulas jóvenes desaparecen en la noche. Dentro de las plantas más atacadas por esta plaga son los vegetales, los frutos maduros, las plantas ornamentales y las plántulas.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta