Plantación de vides injertadas

Plantación de vides injertadas, cortadas y parafinadas.

Garden Center Ejea te sirve las vides injertadas con diferentes variedades para que elijas, cortadas y parafinadas listas para su plantación durante los meses de parada vegetativa, durante el resto del año GCE dispones de estas variedades enrarizadas en macetas o pots. Siempre preguntar por disponibilidad.

1. CONSERVACIÓN DE LAS PLANTAS.

Si la plantación no se realizara en el momento de la recepción de las plantas, éstas deberán conservarse en un lugar cerrado (almacén o bodega), tapando las raíces con arena o tierra y regándolas posteriormente.
Si no se dispone de un lugar cerrado, se pueden conservar en tierra. Para ello se abrirá una zanja en donde serán colocadas las plantas con las raíces, el vástago y las primeras yemas del brote enterrados.

2. PREPARACIÓN DE LAS PLANTAS.

La preparación y limpieza de las plantas, tanto de barbados como de injertos, depende del sistema de plantación a utilizar. En el caso de que se vaya a plantar con ‘barra’, el recorte de las raíces se realizará a 2 cm. del talón del injerto. En cambio, si la plantación se lleva a cabo a hoyo, a zanja o con subsolador, deberán dejarse de 8 a 10 cm. en función de la profundidad de plantación. En general, y para cualquier sistema con el que realiza la plantación, deberá tenerse en cuenta que la planta enraizará tanto mejor cuando mayor sea la longitud de las raíces dejadas en la limpieza, quedando dicha longitud limitada por la profundidad de plantación.
El recorte del brote se hará dejando una o dos yemas basales tanto si se trata de barbados como de injertos.

3.- SISTEMAS DE PLANTACIÓN.

Los objetivos que debemos de conseguir en la plantación son:

– Que las plantas queden enterradas a una altura adecuada. Ésta será de aproximadamente 2 cm. por encima del punto de injerto.
– Que las raíces queden tapadas con tierra suelta que tenga humedad suficiente para su desarrollo.
– Que no queden huecos entre las raíces y la tierra, lo que se conseguirá con el ‘tacuñado’ o apretado de la tierra junto a las raíces.

La plantación puede ser:

– Plantación a barra, que consiste en hacer un agujero en la tierra con una barra de hierro y luego introducir la planta.

– Plantación a hoyo, haciendo lo mismo, bien a mano o con un ahoyador de tractor. Este sistema es quizás el mejor para la planta pero es evidentemente el más costoso.-

– Plantación con vertedera: Consiste en abrir una zanja con el tractor, bien con un arado que la abre de una vez, o bien pasando dos veces en sentido opuesto con un arado. De esta forma, la plantación se hace bastante rápida, con la ventaja de dejar a la planta tierra bastante movida para que las raíces pueden empezar a desarrollarse.

– Plantación con subsolador: Actualmente es frecuente la plantación con un subsolador al que se le acoplan unas rejas laterales que abren un surco de 15 a 20 cm. de anchura, en el cual se introduce la planta, quedando enterrada. La tierra que tapa las raíces suele ser tierra suelta, muy adecuada para esta labor, y la plantación puede quedar prácticamente terminada si le acopla a este aparato unas rejas y discos que vayan tapando las plantas. La experiencia que se tiene con este sistema, después de varios años de usarlo, es que es el más económico y rápido, al mismo tiempo que las plantas adquieren un desarrollo rápido por encontrarse con tierra suelta y el suelo desfondado. Actualmente hay empresas que utilizan máquinas plantadoras con subsolador, provistas de laser para la alineación perfecta, que plantan una o dos filas a la vez que son muy empleadas en fincas de grandes superficies.Entre las labores propias de la plantación cabe destacar por su importancia el ‘tacuñado’ de la tierra que rodea la planta, disminuyendo con ello el riesgo de helada en las raíces y asegurando un buen contacto suelo-planta.

En terrenos donde se prevean daños por gusanos del suelo se aplicarán insecticidas, especialmente cuando sean plantas injertadas.
Cuando la plantación se hace tarde, una vez pasados los riesgos de las heladas, puede ser conveniente el no tapar la planta, o sea dejar al descubierto la parte de sarmiento por donde va a brotar. Hay que tomar la precaución, de todos modos, de parafinar el trozo que queda al descubierto, a fin de preservarlo de la desecación.

MARCOS DE PLANTACIÓN. Evidentemente varían mucho según las regiones, sistemas de conducción y de poda, calidad del terreno, porte y vigor de las variedades, etc. En La Rioja, actualmente, se plantan unos 3.000 pies por hectárea, con una anchura de calle de 2’80 a 3 metros y 1’10 a 1’25 m. en la línea. Evidentemente no se pueden cruzar las labores y para evitar las malas hierbas se utilizan herbicidas y arados intercepas. Este marco también es apropiado para sistemas de conducción poyados: cordón Royat, Guyot, etc., lo que posibilita la vendimia mecanizada.

ÉPOCA DE PLANTACIÓN. Utilizando plantas normales (no de maceta) se puede plantar desde la caída de la hoja de las plantas en el mes de diciembre hasta su brotación en marzo-abril. No obstante, pueden mantenerse las plantas en cámara frigorífica para evitar su brotación, pudiendo prolongarse la plantación hasta el mes de junio.

Fuente: Viveros Provedo.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta