A la hora de cultivar plantas culinarias no pueden faltar en la lista las aromáticas, ya sea en macetas, terrazas o jardines son perfectas. Al ser de fácil cultivo se pueden adaptar a cualquier lugar a la vez que aportan esencias únicas que ayudan a enriquecer los alimentos.

plantas-aromaticas-hogar

Quizás también te pueda interesar: Los tomillos y sus usos

Plantas aromáticas básicas

Menta: la menta es una planta invasiva, por lo que es preciso tener cuidado para no plantarla cerca de otras o en maceta compartida. El nombre científico es Mentha, iperita L. De hojas brillantes con sabor a cacao. Es de fácil cultivo, tan solo requiere de un rincón soleado o sombra parcial y regarla correctamente cuando el clima presente temperaturas altas. Es preciso quitar las hojas secas para poder estimular el crecimiento de nuevos brotes.

Tomillo: requiere de mucho sol y puede crecer muy bien en todo tipo de suelos. Incluso es bastante resistente a la sequía. En cuanto al abono debe hacerse con fertilizantes ricos en minerales, o bien, en nitrógeno, ya que minimiza su resistencia a las heladas.

Romero: es de las plantas básicas de la cocina, ya que además de su resistencia, puede cosecharse durante todo el año. Puede cultivarse a partir de las semillas, sin embargo es mejor multiplicarla por esquejes de tallo semiherbáceo. Se emplea para acompañar carne de cerdo, cordero, conejo, cabrito y aves. Así como en infusiones, salsas, cremas, aceites y vinagres.

plantas-aromaticas

Hierbabuena: otra planta que puede ser invasiva, por lo que habría que evitar tenerla cerca de otras plantas para que no termine asfixiando las demás raíces. Necesita de buen riego y luz solar. Siendo de un sabor fuerte que se utiliza en multitud de platos y bebidas.

Salvia: es una planta nada exigente. Es preciso regarla durante el verano y mantenerla compacta. Además de realizar la poda a finales de la primavera. No le gustan los inviernos húmedos, así que es mejor mantenerla resguardada. El abono es de forma anual con un fertilizante granulado.

Así que antes de hacerte de unas cuantas plantas aromáticas, asegúrate de tener el espacio adecuado para ellas y, atrévete a innovar y darle sabores distintos a esas comidas. Quizás ya no tendrás la necesidad de adquirirlas con el riesgo de no encontrarlas y tener que privarte de ciertos guisos. Anímate e inculca a los tuyos para que tengan sus propias plantas llenas de aroma y sabor.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta