Resulta muy divertido experimentar y descubrir qué es lo que puedes hacer crecer a través de pepitas, raíces, huesos y frutos secos. Muchas plantas atractivas pueden ser realmente tuyas sin apenas desembolso, pues todo lo que precisas es mucha paciencia.

Plantas atractivas

Quizás también te pueda interesar: El avellano o Corylus, además de decorar, produce frutos comestibles

Plantas atractivas que puedes conseguir con casi nada de esfuerzo

Café

Plantas atractivas café

Siembra granos de café sin tostar a no más de 13 mm de profundidad en un compost húmedo y mantenlos a una temperatura de entre 27 a 30 °C, y en penumbra. Mantén el compost húmedo hasta que las semillas germinen y después proporciónales mucha luz y menos calor. Plántalos en una maceta cuando los brotes sean grandes para poder cogerlos.

Boniato

boniato

Planta el boniato con el extremo más fino hacia la parte de abajo y mantenlo húmedo y caliente y pronto verás cómo surgen zarcillos largos en el extremo. Entrelaza estos en un entramado de cañas de bambú.

Aguacate

aguacate

Suspende un hueso limpio de aguacate sobre un frasco de vidrio con agua, de manera que su extremo redondeado apenas roce la superficie del líquido. Pronto verás cómo aparecen raíces y un brote. Planta dos terceras partes del hueso en una maceta y trata de mantenerlo caliente y húmedo.

Dátil

Dátil

Lija la superficie del hueso y siembra en el compost adecuado. Mantenlo húmedo y muy caliente.

Cítricos

Cítricos

Tú puedes hacer crecer naranjas o limoneros gracias a sus pepitas. Planta las pepitas frescas en compost húmedo y trata de mantenerlas calientes. Proporciónales a los brotes buena luz y abónalos cada 15 días hasta que hayan alcanzado aproximadamente 5 cm. Después, plántalos de manera individual en macetas de 7 cm de diámetro.

Consejos

Las pepitas de los cítricos pueden convertirse en árboles pequeños con hojas verdes satinadas y flores blancas que poseen un agradable aroma. Por otra parte, muchas son las plantas que se pueden cultivar a partir de raíces como, por ejemplo, el jengibre fresco que puedes conseguir en la verdulería con unos pocos brotes de color verde pálido.

Por otra parte, algunos huesos de frutas como los del coco, el dátil, el mango y el aguacate, se pueden cultivar hasta convertirlos en plantas atractivas. Ten en cuenta de lavar cuidadosamente el hueso y retirarles todos los restos de fruta antes de plantarlo.

Por su parte, todas las clases y frutos secos se pueden convertir en plantas; no obstante, los que más éxito tienen son los cacahuates frescos.

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo obtener plantas atractivas mediante frutos secos, huesos, pepitas y raíces? Deja tu comentario.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta