Estamos acostumbrados a tratar algunas de nuestras plantas de interior como temporales, a las que les plantamos cuando ha finalizado su período de floración. Sin este período en el jardín, los bulbos no podrían prosperar. Sin embargo, lo que muchas veces no tenemos en cuenta es que muchas plantas se benefician con este período descanso el exterior y, algunas cuantas lo soportan perfectamente bien. El hecho es que no hay demasiada diferencia entre las plantas de interior y las de jardín, solamente sus distintas necesidades de crecimiento.

Quizás también te pueda interesar: Paso a paso propagación de geranios a partir de esquejes

Plantas de interior o exterior

AZALEA

Muchas plantas, como por ejemplo, los bulbos más resistentes, no precisan ser transportados nunca al interior del hogar. Solo se los entra porque se quiere y muchas veces se los fuerza para que florezcan a principios del invierno. Una de ellas es la Azalea indica que, con frecuencia, se descarta luego de la floración, lo cual es un error.

Si se la conserva, esta planta podrá beneficiarse mucho pasando en el exterior parte del año. Colócalas afuera durante los días más cálidos del mes de mayo, cuando haya pasado cualquier riesgo de heladas. Si deseas que produzca flores en la época navideña, tendrás que llevarla dentro al comienzo del otoño. Con este tratamiento, tu planta se volverá más fuerte y compacta.

Planta de exterior e interior

pelargonium

Hay otras plantas que pueden estar fuera durante los meses invernales como el Pelargonium y el Impatiens, que tan solo algunos periodos fríos logran que produzcan flores durante todo el año. Lo harán en el jardín durante los meses de verano y, después, se las lleva adentro para que continúen creciendo y floreciendo.

Plantas de interior y exterior

jazmin

Hay plantas de interior que no resisten demasiado tiempo fuera, pero que precisan estar en el exterior de vez en cuando para recibir un poco de aire fresco, cuando el aire interior está demasiado caliente pesado.

Lo importante del aire fresco es que disminuye la temperatura y la humedad que rodea a las plantas. Esto es fundamental para las plantas de interior más resistentes como el jazmín y la punica, que sufren mucho la subida de la temperatura. Los cactus y las plantas suculentas prefieren estar en el interior, pero precisan buena ventilación.

Si te ha gustado esta información, visita la tienda Garden Center Ejea para adquirir estos ejemplares.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta