Las plantas herbáceas comúnmente llamadas hierbas, son el tipo de especie más extendido en el mundo. Esto se debe a su capacidad de crecimiento y germinación, así como su gran resistencia y adaptabilidad.

Plantas herbáceas

No dejes de leer: Cómo criar el gusano de seda y su importancia en la humanidad

Qué son las plantas herbáceas

Una planta herbácea se distingue por su forma de desarrollo y ciclo de vida. Se usa en la jardinería, por su valor estético, como planta tapizante para cubrir pequeñas partes o grandes plantaciones. Aunque existe una gran cantidad de especies herbáceas silvestres y comestibles. También se encuentran las malas hierbas (que reciben ese nombre no por ser malas, sino por su capacidad de expandirse con facilidad). Muchas de ellas cuentan con propiedades medicinales, ya que ofrecen aceites esenciales o infusiones.

Características

La característica que define a las plantas herbáceas es la ausencia de tallos leñosos. Los tallos son suaves, carnosos y de color verde que no son capaces de mantenerse en el suelo cuando las hojas mueren, lo cual no les permite alcanzar grandes tallas. Las hojas son flexibles, blandas y tiernas. De igual forma, cuentan con celulosa que les otorga fragilidad y flexibilidad a la vez. La mayoría tienen flores de colores muy llamativos y brillantes y, se agrupan en forma de espiga o racimos. Pero existen especies que no tiene flor.

Dependiendo la especie, la reproducción será asexual o sexual. Son polinizadas por semillas que se dispersan por medio del viento o por insectos.

La planta herbácea por lo regular muere en temporada de otoño, dejando caer las hojas. En la primavera existen un nuevo crecimiento, a medida que los las raíces y los tallos comienzan a producir brotes. Después la planta florece nuevamente, produciendo flores y una gran vegetación que va a prosperar en el verano antes que la planta muera de nuevo.

Tipos de plantas herbáceas

Debido a su extensa variedad, existe una clasificación que engloba las especies de plantas herbáceas según sus ciclos vitales.

  • Anuales
  • Bianuales
  • Vivaces
  • Perennes
  • Megaforbias

Plantas herbáceas anuales

Las plantas herbáceas anuales también conocidas como plantas de temporada son las que cumplen con el ciclo vital en su totalidad en un año. Lo que quiere decir que en este tiempo germinan, florecen, dan frutos y mueren, dejando las semillas para la nueva generación. La mayoría de ellas son de verano, que crecen y florecen en la época más calurosa del año. Pero también están las de invierno, que lo hacen en los meses fríos.

Ejemplos de plantas herbáceas anuales:

Planas herbáceas bianuales

Las plantas herbáceas bianuales son similares a las anuales, pero su ciclo vital dura dos temporadas en lugar de un año. Estas especies germinan y crecen durante su primer año de vida. Pero para el segundo año llegan a florecer y dar frutos, muriendo después. Estas plantas pierden su valor estético el segundo año, ya que el ciclo vital empieza a tocar a su fin y la planta empieza a perder vigor.

Ejemplos de plantas herbáceas bianuales:

  • Alhelí
  • Lino
  • Onagra
  • Adormidera marina
  • Lunaria annua

astilbe

Plantas herbáceas vivaces

Las plantas herbáceas vivaces parecen secar y morir cuando llega la estación fría. Sin embargo, sus raíces sobreviven y al llegar la primavera brotan una vez más, renaciendo. Cuentan con bulbos o rizomas que se encuentran bajo tierra. Se adaptan y resisten. Son plantas que se acostumbran a tener ciclos de vidas largos.

Ejemplos de plantas herbáceas vivaces:

  • Peonía
  • Lavanda de mar
  • Heuchera
  • Astilbe
  • Altramuz
  • Lisimaquia

Plantas herbáceas perennes

Las plantas herbáceas perennes se distinguen por tener la capacidad de mantenerse verdes casi todo el año. Conservan las hojas y el tallo así, sin importar la estación y además suelen tener una esperanza de vida significativa.

Ejemplos de plantas herbáceas perennes:

  • Clavel
  • Geranio
  • Gaura
  • Sansevieria
  • Lazo de amor

Plantas herbáceas megaforbias

Las plantas herbáceas megaforbias también llamadas hierbas gigantes, suelen tener las mismas característica que el resto de las herbáceas, excepto el tamaño. Las megaforbias alcanzan tamaños considerables en comparación con el resto, llegando en algunos casos a medir hasta varios metros de altura.

Ejemplos de plantas herbáceas megaforbias:

  • Palmeras
  • Bananeros
  • Bambúes

Cuidados

A pesar de ser un grupo que cuenta con una amplia cantidad de especies, las plantas herbáceas precisan de un suelo bien drenado, por lo que es necesario el riego cada 7 a 10 días. Además, necesita recibir bastante luz solar, pero no de forma directa, ya que el sol podría quemarlas severamente. No toleran temperaturas extremas.

Por lo regular, son especies resistentes a plagas, por lo que no requieren cuidados extremos. Las herbáceas crecen rápidamente, produciendo semillas en un lapso muy corto. Se adaptan bien a la poda y pueden trasplantarse cada dos años.

¿Qué te parece esta información acerca de las plantas herbáceas? Ahora que si sabes más al respecto, no dudes en compartirla con nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí