No hace falta decir lo importante que son las abejas para la naturaleza. Pero al pasar de los días corren el riesgo de ser extintas, ya sea por cosechas genéticamente modificadas, o bien, porque emplean pesticidas que se encargan de eliminar sus colonias.

Plantas abejas

Quizás también te pueda interesar: Polinización en los frutales

Además, la demanda de miel ha llevado a alimentar a estos insectos de jarabe de maíz en lugar de flores silvestres, lo que genera una miel de baja calidad y, sobre todo, los antófilos se enferman. Así que una buena forma de ayudarlas, es colocando en el jardín algunas plantas que les resulten agradables.

Plantas excelentes para las abejas

Abejas

Fruta: la mayoría de árboles frutales atraen a las abejas cuando florecen, pero algunos tipos como los cerezos, la manzana Gala Royal suele producir abundantes flores para ellas. Incluso los árboles de cítricos y de durazno son otras excelentes opciones. Cada árbol frutal tiene distintos procesos de polinización, algunos solo precisan que el polen se esparza dentro de los capullos, otros requieren una polinización cruzada. Por lo que el trabajo de estos insectos es primordial.

Hierbas: Los antófilos no solo adoran las hierbas, sino que además son comestibles y pueden ayudar a controlar poblaciones invasivas de insectos. Muchas hierbas se reproducen solas, especialmente si las abejas las polinizan, por lo que el plantar la menta, el romero, la lavanda, la albahaca y el tomillo puede resultar muy positivo.

Vegetales: muchos de los vegetales en el jardín deben florecer primero. Así que atraen a polinizadores, asegurando una buena cosecha. Las abejas adoran las flores del cebollín, la calabaza, el pepino, la coliflor, el melón y el brócoli.

Plantas: las plantas de una sola germinación son fáciles para las abejas y pueden crear más néctar y polen en comparación con las versiones de 2 o más flores. Así que la opción son flores nativas. Las abejas perciben muy bien el color, por lo que se pueden mezclar rojos, amarillos, azules y morados. Por si fuera poco la variedad de formas en el jardín ayudará a que las distintas variedades de abejas tengan más acceso al néctar.

Así que no hay duda que las abejas contribuyen en formar parte de la naturaleza, pero no la tienen tan fácil. Así que el ayudarles con un granito de sal no les caería mal, sino todo lo contario. Por ello habría que plantar un jardín sano para ellas.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta