Si bien, todo el espacio verde está lleno de vida y color, habría que considerar esta opción de jardín desértico si eres una persona con el tiempo limitado. Así que echa un vistazo a este listado de plantas que resultan ideales para ese jardín y haz que luzca espectacular.

Jardín desértico

Quizás también te pueda interesar: Tipos de jardín y sus características

Plantas aptas para jardín desértico

Salvia. Es un arbusto vivaz, leñoso y muy ramificado, el cual puede alcanzar una altura de 80 cm. Además, es perenne y su floración es entre mayo y julio. En cuanto a sus cuidados requiere de un suelo pedregoso, seco, calizo y pobre. Necesita de un riego escaso y puede ubicarse a pleno sol o semisombra.

Rosal. El rosal puede darle ese toque de color al jardín, los hay de diversos tonos, por lo que pueden adaptarse a distintos espacios. La mayoría de los rosedales precisan de una buena cantidad de luz (al menos 6 horas). El riego debe ser por lo menos 2 veces por semana. Incluso al comienzo del cultivo debe ser más constante y al florecer.

Cactus. se caracteriza por tener tallos y raíces espinosas. Las hojas son de un tamaño reducido. Son plantas que requieren mucha luz, por lo que no toleran la sombra. El riego es en el verano de una o dos veces por semana y en el invierno cada 15 días.

Jardín

Pata de elefante. Es originaria del desierto meridional de México, siendo una planta utilizada en el diseño de interiores. Es de fácil cultivo, pero de crecimiento lento. El riego debe ser moderado, dejando secar la capa superficial entre riego y riego. Además, precisa de mucha luz, pero es capaz de tolerar zonas sombrías.

Suculentas. Las suculentas son plantas que tienen la capacidad de almacenar agua en las hojas y los tallos, lo que les permite sobrevivir bajo una exposición prolongada al sol. Ahora bien, si se ubica en el interior, es preciso sacarla para que le de el sol al cabo de una o dos veces por semana. El riego debe ser de 3 a 4 veces.

Boxus arrayan: de la familia de las Buxáceas, cuentan con 70 especies entre árboles y arbustos. Pueden ubicarse en el sol o semisombra, ya se en altas o bajas temperaturas. Además, pueden adaptarse a cualquier espacio. El riego debe ser una vez por semana en el verano e ir aumentando de a poco. La poda le va muy bien.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta