Si quieres decorar tu jardín, balcón o un rincón en el interior de tu hogar, a continuación te dejamos 3 plantas ideales para ello. Son hermosas y fáciles de cuidar.

Begonia francesa

La Begonia francesa, ideal para jardines reparado del frío, balcones o interiores, forma parte de la familia de las Urticáceas y es originario de la India y China. Esta planta herbácea perenne perenne, muy ramificada, puede alcanzar hasta 30 – 40 centímetros de altura y está formada por hojas simples, de 3 a 9 cm de lado largo, con zonas plateadas junto a las nervaduras. Sus flores son de escaso atractivo; aparecen en primavera.

Prefiere un suelo suelto y permeable; tierra con resaca de río en partes iguales y necesita ubicarse en un sitio con sol pleno o media sombra. Tolera hasta 6° C. No tolera ambientes secos; en interior pulveriza el follaje cada 3- 4 días.

Riega en primavera con una solución de sulfato de amonio (0, 5 gramos en un litro de agua) y si ves arañuelas, contrólalas con acaricidas. Poda y cambia de maceta en primavera, y propaga mediante gajos en primavera y verano.

Quizás también te pueda interesar: Descubre los cuidados de la Begonia semperflorens o Flor de azúcar

Estrella Federal

La Begonia francesa, ideal para jardines reparado del frío e interiores luminosos, forma parte de la familia de las Euforbiáceas y es originario de México y América Central. Este arbusto ramificado en formas cultivadas, puede alcanzar de 0,60 a 3 metros de altura y está formado por hojas enteras, pubescentes, sostenidas por peciolos rojos. Sus flores son amarillas, insignificante, rodeadas por grandes brácteas foliáceas rojas, blancas o amarillentas.; aparecen en invierno.

Prefiere un suelo fértil y ácido (mezcla de tierra y turba en partes iguales) y necesita ubicarse en un sitio con sol pleno, evitando la luz solar directa en verano. Tolera hasta 8° C. No tolera ambientes secos; en interiores pulverizar el follaje cada 2-3 días.

Riega en otoño e invierno cada 2-3 días y abona con una solución de 0, 5 gramos de sulfato de amonio disuelto en un litro de agua. Poda después de la floración y propaga mediante estacas a fin del invierno, después de la floración.

Camelia japónica

La Camelia japónica, ideal para jardines y balcones de pisos bajos, forma parte de la familia de las Teáceas y es originario de China y Japón. Este arbusto ramificado ramificado de follaje persistente puede alcanzar de 1 a 6 metros de altura y está formado por hojas simples, coriáceas, de color verde oscuro, brillantes de 5 a 8 cm de largo. Sus flores son inodoras, de 4 a 15 cm de diámetro; blancas, rosadas, rojas, estriadas, etcétera; simples, semidobles o dobles; aparecen a fines del invierno y principios de la primavera.

Prefiere un suelo profundo (mínimo 40 cm de profundidad) y necesita ubicarse en un sitio con sol pleno, evitando la luz solar directa del mediodía en verano. Las heladas tardías solo afectan la floración. No tolera exceso de humedad estando en floración

Riega moderadamente una vez por semana y abona con 10 gramos de fertilizante granulado por planta en primavera. Propaga mediante estacas en verano e injerto en otoño y controla si hubiese cochinillas; pulveriza con insecticida sistémico (dimetoato).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí