Las plantas de interior ayudan a mejorar el estado anímico de quienes las cultivan, a la vez que purifican el aire que respiramos. A muchas personas les aterra la idea de tener plantas en casa, dado que no tienen tiempo de cuidarlas, o bien, no las entienden. Sin embargo, vamos a desmentir estos mitos presentándote algunas plantas para estudiantes que prácticamente se cuidan solas.

Quizás también te pueda interesar: Consejos para un jardín sustentable

Espatifilo

Spathiphylium

Es una excelente planta para hacer regalos, dado que puedes colocarla en espacios pequeños que cuenten con poca luz natural. El espatifilo produce flores blancas que se cubren por una espata del mismo tono. Sus hojas son de color verde intenso y pueden mantenerse en el mismo recipiente por mucho tiempo. Recuerda brindarle luz indirecta, regarla una vez a la semana y fertilizar una vez cada dos meses con un fertilizante diluido en agua

Pothos

pothos

Quizás sea una de las plantas más fáciles de mantener en el interior del “dorm”, dado que puede crecer en un recipiente con tierra o en un vaso con agua. Esta planta cuenta con hojas en forma de corazón que pueden variar de color, es decir, que puedes encontrarla desde el verde más oscuro hasta el amarillo más claro. Ofrécele una luz tenue, ya sea la luz blanca del escritorio, cerca de la ventana o en un baño, y mantén la tierra ligeramente húmeda.

Suculentas

haworthia-attenuata-suculenta

Si tienes algún lugar bien soleado, una suculenta será ideal para ti, dado que se trata de una planta desértica y no hay que regarla demasiado. Además, aguanta el sol y la sequía, porque almacena agua y alimentos en sus hojas. Bríndale sol directo o luz fuerte, riégala una vez cada dos semanas y mantén la tierra seca y bien drenada.

Helecho

helechos

Hay una gran variedad de helechos para elegir. No obstante, es indispensable colocarla en un lugar donde se mantenga la humedad y reciba luz de manera indirecta. Por regla general, prefiere la luz natural difuminada y la tierra levemente húmeda. Fertiliza una vez al mes con composta orgánica

Bambú de la suerte

Bambú de la suerte

El bambú de la suerte se encuentra muy de moda en oficinas y dormitorios. Esta planta es de crecimiento rápido y uno de sus atractivos principales son sus troncos, dado que son muy parecidos a los del bambú real. También puede cultivarse en agua. El bambú de la suerte prefiere luz tenue, un terreno siempre húmedo y ser fertilizada una vez al mes para que crezca mucho más rápido.

Estas son algunas de las plantas para estudiantes que sirven para decorar y purificar el ambiente. Asimismo, son económicas, sobre todo cuando uno no cuenta con demasiado presupuesto.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta